XI de la fase de grupos de la Copa Libertadores 2021

Siguiendo con la dinámica de los XI de cada fecha al elegir un futbolista de...

May 28, 2021

Siguiendo con la dinámica de los XI de cada fecha al elegir un futbolista de cada equipo, el equipo de trabajo de La Pizarra del DT ha elegido el XI de la fase de grupos, presentándolo con unas características cortas de lo exhibido por parte de los futbolistas en cada partido junto a un highlight de algunas acciones. Al final dejamos un listado de otros futbolistas que pudieron estar en el XI.

Gabriel Arias (Racing Club | Argentina - Chile | 1987)

Racing ha terminado como uno de los equipos menos goleados en la fase de grupos de la Copa Libertadores 2021 (dos goles en contra) en parte por las actuaciones de Gabriel Arias, quien ha conseguido cuatro partidos en cero y ha realizado –según InStat– 26 paradas (llegando a tapar un 93% de los remates rivales); además, detuvo un penal.

Llegando a destacar en primera instancia a partir de su posicionamiento táctico, en el seguimiento de cada jugada, el cual le permitiría corregir o intervenir a tiempo; pero por sobre cualquier detalle, donde más ha brillado ha sido a partir de su capacidad de reacción, tanto para sacar con agilidad sus manos con agilidad como también para tapar con cualquier parte de su cuerpo (evidenciándose en las acciones en donde tuvo que achicar, demostrando un gran nivel de timing al comprender cuándo salir y cómo limitar el ángulo hacia su portería).

Además, demostraría un buen nivel de desvío para no permitir una posible acción contraria. Mientras que, en fase ofensiva, no siempre sería preciso, pero su golpeo de balón (no tanto al sacar de volea) le permitiría encontrar en determinados momentos compañeros en campo contrario o activaría el juego directo; fundamental en la idea de su equipo.

Kevin Mac Allister (Argentinos Juniors | Argentina | 1997)

Entraría en la dinámica de Argentinos Juniors a partir de la tercera jornada, pero sus actuaciones serían fundamental tanto para limitar ciertas líneas de pase y/o imponerse en algún anticipo, y también en fase ofensiva, no solo al iniciar el 0-1 contra Atlético Nacional de visitante (anticipo sobre Andrade) y asistiendo con un golpeo de cabeza ante Atlético Nacional de local, sino al construir desde la primera línea a partir de su pase.

El contexto creado por Gabriel Milito le permite arriesgar más a partir de su anticipo, llegando a convertirse en un defensor que incomodaría a su contrario al fijarlo de manera intensa, tanto para no permitir que fuese una opción como al saltar con buen timing a la presión. En ciertas acciones se expondría un poco, pero intentaría –consiguiéndolo casi siempre– incomodar al adversario a partir de su agresividad para no dejarlo actuar con comodidad (siendo importante su posicionamiento corporal para imponerse).

Con balón lograría agrupar pases en corto para permitir que su equipo avance poco a poco, llegando a girar en ocasiones para no arriesgar. Pero esa agresividad que demostraría en fase defensiva, se podía evidenciar con el esférico para romper en ocasiones, tanto con algún envío (casi siempre avanzando una línea, pero a veces se atrevía a lanzar) como en conducción. Asimismo, también sería dinámico sin balón al generar opciones para sus compañeros al sumarse a campo contrario, ya sea desdoblando por dentro o fijando en banda.

Alexis Duarte (Cerro Porteño | Paraguay | 2000)

A pesar de una actuación bastante irregular ante el Atlético Mineiro en la jornada tres, sobre todo con problemas al dejarse atraer por Hulk (siendo irregular también en los duelos; muy superado en el cuerpo a cuerpo), el central paraguayo terminaría convirtiéndose en figura importante de Cerro Porteño, sobre todo por sus actuaciones en los últimos tres partidos, en donde demostraría una gran capacidad para dominar en su zona.

Y es que más allá de ese partido en la jornada tres, demostraría cierto nivel de interpretación en fase defensiva para imponerse a su marcador desde su posicionamiento táctico, ya sea al fijar para después imponerse por agilidad en la reacción (entendiendo cuándo saltar al anticipo o cómo incomodarlo para no dejarlo actuar con facilidad) como también realizando alguna cobertura, tanto al lateral de su banda como al compañero de su zaga.  

Héctor David Martínez (River Plate | Argentina - Paraguay | 1998)

En una posición en la que pudieron entrar varios jugadores (Valber Huerta o Junior Alonso), Héctor David Martínez destaca al ser de los hombres claves en la clasificación de River Plate hacia los octavos de la actual edición de la Copa Libertadores. Y más por el impacto del futbolista naturalizado paraguayo tanto por cada intervención defensiva como también por la capacidad para construir ataques.

Su nivel de precisión no es ni perfecto ni casi perfecto y tiene que ver con la agresividad que le ofrece a su equipo para ejecutar una decisión “distinta” desde la base de la jugada. Mide bastante bien los riesgos, entiende cómo, cuándo y hacia dónde verticalizar para avanzar tanto en conducción como a partir de su pase. Y además demuestra cierta pausa para cambiar la dirección de la acción (buen giro corporal), tanto para engañar al contrario y romper hacia otra zona, o para calmar la jugada (girar o retroceder). Tiene un repertorio de pases elevado para activar a compañeros en distintas alturas.

Asimismo, su participación en fase defensiva es muy importante para River porque su toma de decisión en el anticipo o temporización es segura; no duda. Y esto le permite sobre todo defender en alto, en búsqueda de incomodar la salida rápida rival, ya sea para cortar o recuperar. También está sumando buenas acciones al defender en el área y en campo abierto.

Filipe Luis (Flamengo | Brasil | 1985)

Dentro de un Flamengo del cual se esperaba un golpeo sobre la mesa en esta fase y terminaría presentando algunas dudas a pesar de quedar como primero de su grupo, la figura de Filipe Luis se realzaría sobre sus compañeros a partir de su capacidad para ofrecer soluciones en la construcción de jugadas.

Rogério Ceni le da un rol importante en la base de la jugada, quedando prácticamente siempre bajo (a la altura de los centrales), para a partir de ahí ofrecerle variabilidad a Flamengo en la gestación en búsqueda de avanzar en el campo con sentido, llegando a encontrar ventajas tanto con su pase (repertorio elevado para encontrar compañeros en diferentes alturas y distancias), en el traslado (entendiendo cómo y cuándo; utilizando de manera constante la atracción para liberar zonas) y el engaño corporal para cambiar la dirección de la acción (siendo fundamental el regate en corto).

El agrupar para liberar y su repertorio en espacios reducidos le permitiría mucho a nivel individual y colectivo. Además, en fase defensiva, demostraría su interpretación para anticipar o limitar líneas de pase, tanto a nivel táctico como también corporal. También sería fundamental su lectura al auxiliar tras pérdida, tanto al defender alto (anticipo) como al ofrecer alguna cobertura en campo abierto.

Maurice Cova (Deportivo Táchira | Venezuela | 1992)

A pesar de la eliminación de la Copa Libertadores y la clasificación a la Copa Sudamericana por parte del Deportivo Táchira en la última fecha de la fase de grupos, los partidos del conjunto venezolano fueron de cierta manera sorpresivos, en parte por la participación de Maurice Cova, quien le ofreció dinamismo a la circulación y también un notable nivel de interpretación en fase defensiva, sobre todo lanzando presiones.

Cova no terminaría siendo un interior de posesión como tal, pero sí conseguiría en varios ataques ser el director de la construcción a través de un rango variado de pases; mientras que en otras ocasiones ejecutaría más un rol de lanzador, ya sea en posicional como tras recuperación de su equipo para aprovechar las zonas libres del bloque defensivo adversario.

Siendo fundamental cierta capacidad para esconder el balón, orientar en el control o engañar para cambiar la decisión a partir de sus gestos corporales, los cuales le permitirían ofrecerse ventajas para actuar y también para mover el bloque defensivo adversario. Además, demostraría una gran tensión en el golpeo, tanto al lanzar como en las acciones a balón detenido.

Nixon Molina (Barcelona SC | Ecuador | 1993)

La gran Copa Libertadores de Barcelona SC se explica en parte por el nivel de Nixon Molina, siendo una pieza fundamental en la idea de su equipo sobre todo a partir de sus intervenciones defensivas para incomodar el ataque contrario en diferentes contextos, ya que es un futbolista que demuestra un gran nivel de agresividad en los duelos para imponerse, en parte por la utilización de su cuerpo para ofrecerse una ventaja y recuperar la posesión, y también por su buena interpretación para entender cuándo saltar a la presión, tanto para ganar algún segundo balón como para limitar la construcción rival (anticipo o cobertura).

Además, en fase ofensiva, logró sumar a partir de su pase, siendo un futbolista que no destaca por la tensión del golpeo, pero sí en la variedad de envíos, ya que puede ofrecer cierta continuidad (apoyos en corto para acumular, dejando de cara a algún compañero o girando hacia las bandas) o agresividad para lanzar (evidenciándose sobre todo tras alguna recuperación para iniciar transiciones rápidas, aunque en determinadas ocasiones podía hacerlo en algunos ataques posicionales). También demostraría ciertos gestos para engañar y cambiar de dirección, pero sin destacar tanto; y una buena soltura sin balón para ofrecer líneas de pase en diferentes alturas (en gran parte en la base o inclinado un poco hacia el costado, sin embargo, por momentos, podía tomar altura cerca o dentro del área).

Jefferson Savarino (Atlético Mineiro | Venezuela | 1996)

La evolución futbolística de Savarino se sigue evidenciando tanto en el 2021 como con su nuevo entrenador (Cuca), ya sea por determinación en los últimos metros (dos goles y tres asistencias) como también por las variantes que ofrece al juego de su equipo, porque es un futbolista que puede participar tanto al pie como al espacio.

Pero dentro del contexto creado por Cuca, Savarino está teniendo una mayor participación en sus movimientos sin balón hacia el área (es decir, ruptura al espacio), tanto desde el lado fuerte como desde el lado débil, llegando a generar peligro al atacar la zona del “9” o al recibir en ventaja para lanzar algún centro lateral o actuar desde ese sector.

Sin embargo, es un futbolista que también puede recibir al pie para ofrecerle dinamismo y variantes a la circulación de su equipo, ya sea para avanzar al trasladar, para juntar pases en corto, para activar el pasillo de adentro en conducción sumado a algún envío hacia el lado débil, con un engaño corporal o regate para generarse alguna ventaja…

Lucas Janson (Vélez Sarsfield | Argentina | 1994)

Variando de alturas en distintos partidos por el cambio de sistema, pero con un rol prácticamente definido por parte de Pellegrino en los últimos meses: el de involucrarse más en la construcción de ataques. Y más allá de sus estadísticas y también del hecho de no ser un futbolista que no pudiese ser la primera espada de algún equipo a partir de acciones individuales, es un jugador que a través de su toma de decisión logra complementar y mejorar los ataques de Vélez con y sin balón.

Entiendo cómo, cuándo y dónde entrar en contacto con el balón, ofreciendo continuidad a la circulación, sobre todo a partir de la atracción en su traslado (el cual puede ir en desaceleración o en aceleración, dependiendo del escenario), o toques de creatividad para avanzar y/o profundizar. Su buena toma de decisión también se evidencia en las ventajas posicionales que genera con su movilidad, tanto entre líneas, hacia las bandas, fijando arriba, en la base o atacando al espacio.

Su interpretación le permite comprender qué zonas atacar para participar directa o indirectamente (atraer para liberar). Además, es un futbolista que no solo ofrece soluciones al pie o al espacio, sino también combatiendo en el juego directo; posiciona de manera ideal su cuerpo para combatir en el choque, tanto para proteger el esférico en la posesión como para incomodar e imponerse en la disputa aérea.

Rony (Palmeiras | Brasil | 1995)

Palmeiras –por nombres– pudiese dar la sensación de que tiene plantel para ofrecer más en ataque, pero el plan de Abel Ferreira está tan definido y el equipo está tan comprometido con la idea que disfrutan de cierta manera de ese bloque medio-bajo para “competir” y “sobrevivir” en un esfuerza defensivo desgastante hasta el punto de recuperar para lanzar transiciones rápidas o iniciar ataques directos desde algún saque de meta, en donde Rony está demostrando esa capacidad de supervivencia al aprovechar las pocas ocasiones que tiene.

Su fútbol se interpreta a partir de sus rupturas en donde varía diferentes distancias y mezcla muy bien agresividad, interpretación y timing para ofrecer soluciones de pase o arrastrar para liberar zonas en distintas alturas y pasillos, es decir, tanto puede ofrecer un apoyo, como fijar en un determinado espacio (ya sea en zona de “9” o en la banda) como también lanzar diagonales a espaldas de la línea defensiva contraria. Su intención es clara: hacer daño al bloque adversario en transición o en los pocos tramos en posicional. Y lo ha demostrado en la fase de grupos.

Walter Bou (Defensa y Justicia | Argentina | 1993)

La Copa Libertadores de Walter Bou ha sido un impacto importante para Defensa y Justicia. Y no solo por goles (4) o asistencias (2), en donde puede llegar a “competir” con hombres como Gabriel Barbosa, Hulk o Fred, sino por la cantidad de soluciones que le ofreció a su equipo en la construcción de acciones.

Siendo un atacante que demostraría una gran capacidad para reconocer zonas libres a espaldas de los volantes rivales, y en ocasiones por delante de los mismos, en búsqueda de atraer sin recibir para liberarle espacios a sus compañeros o sobre todo para entrar en contacto con el esférico y a partir de ahí brindarle continuidad y/o creatividad a la circulación de su equipo, tanto para abrir a las bandas, colocar de cara a la portería adversaria a algún compañero o lanzar al espacio.

Entendiendo cuándo ofrecerle pausa a su intervención o cuándo acelerar para aprovechar algún espacio. También demostraría una gran capacidad para ofrecerse una ventaja en el cuerpo a cuerpo (protegiendo el balón) o en el regate en corto, y un buen desmarque en corto dentro del área para ofrecer una solución de remate.

Otros futbolistas

Porteros: Nicolás Rossi (Rentistas), Lucas Chávez (Argentinos Juniors), Carlos Lampe (Always Ready).

Defensas: Guilherme Arana (Atlético Mineiro), Guga (Atlético Mineiro), Junior Alonso (Atlético Mineiro), Lisandro López (Boca Juniors), Víctor Cuesta (Internacional), Robert Arboleda (São Paulo), João Miranda (São Paulo), Gustavo Gómez (Palmeiras), Dani Alves (São Paulo), Mario Pineida (Barcelona SC), Moisés (Internacional), José Hurtado (Independiente del Valle), Carlos Jhilmar Lora (Sporting Cristal).

Volantes: Giorgian De Arrascaeta (Flamengo), Diego (Flamengo), Andrés Andrade (Atlético Nacional), Alan Varela (Boca Juniors), Nacho Fernández (Atlético Mineiro), Taison (Internacional), Enzo Fernández (Defensa y Justicia), Carlos Rotondi (Defensa y Justicia), Richard Ortíz (Olimpia), Martín Benítez (São Paulo), Franco Moyano (Argentinos Juniors), Martín Távara (Sporting Cristal), Patrick de Paula (Palmeiras).

Atacantes: Tomás Chancalay (Racing Club), Fred (Fluminense), Gabriel Barbosa (Flamengo), Hulk (Atlético Mineiro), Braian Romero (Defensa y Justicia), Gonzalo Bergessio (Nacional), Brian Ocampo (Nacional), Gabriel Ávalos (Argentinos Juniors).

XI de la fase de grupos de la Copa Libertadores 2021

Psico-coaching aplicado al Fútbol

Dictado por: Wellness Performance
Calendar
1 de marzo
Ver curso
Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
© 2018 Copyright. La Pizarra del DT, LLC. All Rights Reserved. - Política de Privacidad -