La madurez futbolística de Miguel Almirón

Por ejemplo, Miguel Almirón es el caso de un jugador que se encuentra de...

May 17, 2021

Sin movimientos el fútbol no sería lo mismo; por ello, los futbolistas deben tener un abanico de comportamientos que le proporcionen ventajas a sus compañeros, ya sea propios o de algún automatismo colectivo. Por ejemplo, Miguel Almirón es el caso de un jugador que se encuentra de manera constante en desplazamiento, en parte a su velocidad de piernas que le permite ofrecer soluciones de manera dinámica y que puede ser fructífera para cualquier entrenador, ya que va a poder agitar con su insistencia.

Almirón dentro del contexto de Steve Bruce en el Newcastle United es como el agua en el desierto, por el hecho de que es un jugador con matices distintos a sus compañeros, lo que lo convierte en el foco de todo. El paraguayo tiene que recorrer muchos metros en el campo, porque su accionar empieza desde muy atrás, casi desde el pico de su propia área –tanto en salida como tras recuperar–, en parte por el plan de juego constante de su equipo, es decir, incomodar-limitar al contrario a partir de un bloque bajo e intentar transitar y/o mantener con calma la posesión.

Así que lo normal es verlo avanzar varios metros en conducción, siendo así una vía para ganar metros. A pesar de ser un futbolista liviano se evidencia que es difícil quitarle el balón, no tanto por su técnica para eludir piernas rivales, sino por su velocidad y su equilibrio a la hora de transportar el esférico. Estas ocasiones le permiten dejar adversarios en el camino y provocar terror en las defensas contrarias. Asimismo, puede evidenciarse que posee la capacidad de acelerar para transitar rápido como también entender cuándo desacelerar para ofrecerle pausa a la posesión de su equipo, sobre todo tras alguna recuperación, en búsqueda de no arriesgar.

En caso de que su equipo tenga el balón dominado y controlado, busca ser activado en distintos lugares del campo, tanto en el pasillo de adentro como por fuera para romper en traslado u ofrecer apoyos en la circulación. Puede acelerar como también puede demostrar cierta pausa para permitir que ciertos compañeros logren proyectarse en territorio contrario. De esa manera crea ciertas sociedades de un rango de distancia corto. Hay instantes en donde debe retroceder hacia la base para encargarse de que el equipo puede avanzar.

Es un futbolista que, desde su llegada a Inglaterra, bajo la dirección técnica de Rafa Benítez, ha empezado a dominar la calma dentro de sus características de acelerador y lanzador, siendo esa pausa, tanto con el español como con Steve Bruce, en el Newcastle. Y poco a poco ha ganado un mayor sentido dentro de este detalle con la intención de ofrecer ventajas en cada fase ofensiva, sobre todo en los ataques posicionales, porque puede a partir de su engaño corporal y regates imponerse a sus adversarios (utilizando en ocasiones sus brazos para distanciarse de su marcador y así generarse un espacio) y cambiar la dirección de la acción o atacar diversas zonas a través de su posesión, llegando a dinamizar la circulación no solo en el traslado sino también con su pase (sin ser un especialista a nivel de gestar, porque –por ejemplo– no siempre ofrece ventajas con su pase al relacionarse en corto).

Eso sí, no siempre consigue ventajas a través de su pase en ese rol de lanzador porque debe mejorar –todavía– cuándo dibujar pases al espacio. Y más por un tema de tensión en el contacto. Tiene una buena visión para ejecutarlos, pero falla en la potencia del envío, ya que no le ofrece la velocidad adecuada al esférico: suele ser con mucha fuerza o se le quedan cortos. Hay veces en las que logra conseguir a su compañero, porque el atrevimiento y la lectura las posee.

Además, tiene la habilidad de recibir el balón al espacio, aunque no es siempre una opción constante. Al posicionarse normalmente por detrás de la pareja de delanteros, puede realizar una diagonal de adentro hacia afuera (rompiendo en velocidad al llegar a la banda para desdoblar o desde el pasillo central) que le permita conseguir un espacio libre en el que pueda tener contacto con el esférico, con el objetivo de que su equipo pueda profundizar y/o ganar metros que lo acerquen en mayor medida a la arquería rival.

Cuando realiza dicho desmarque se evidencia su inteligencia posicional, porque este y otros movimientos les facilitan la tarea a sus compañeros, es decir, a partir de su comportamiento puede crear opciones de pase que no provoque que se atore la circulación, sino que la acelere para así aclararle el panorama a los que le rodean. Toca y se mueve, está constantemente en eso. Es dinámico, así que al moverse hacia una zona libre puede tanto generar líneas de pase hacia él como también arrastrar marcadores para originar otro lugar que se pueda aprovechar por otro jugador.

Asimismo, al tener vocación ofensiva, es un jugador que actúa en ciertas ocasiones en el área, principalmente como llegador en las situaciones del juego que el balón se encuentra en los pasillos exteriores. Pero también puede flotar en el balcón del área, en donde espera que uno de sus compañeros recurra a él, en caso de que el ataque se vea atascado.

También aporta muchísimo en fase defensiva y en parte por su velocidad, que le permite presionar arriba, tras pérdida para recuperar rápido, en transición defensiva, retrocediendo para generar superioridades, entre otros contextos. Es un futbolista bastante comprometido en este escenario, llegando a realizar varias coberturas.

Aunque, además, es un futbolista que demuestra cierto nivel de inteligencia posicional para anticipar y/o limitar líneas de pase, llegando a tener un buen timing al saltar sobre un contrario (por ejemplo, al presionar en alto) o un gran posicionamiento corporal para incomodarle el radio de acción. Su “pero” puede ser que su aceleración, ya sea al retroceder o corregir, le hace llegar de manera torpe a ciertas acciones, ocasionando algunas faltas innecesarias, sin embargo, en general, no presenta mala técnica en el robo.

La madurez futbolística de Miguel Almirón

Psico-coaching aplicado al Fútbol

Dictado por: Wellness Performance
Calendar
1 de marzo
Ver curso
Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
© 2018 Copyright. La Pizarra del DT, LLC. All Rights Reserved. - Política de Privacidad -