Gabriel Ávalos: combinar, lanzar y finalizar

Gabriel Milito, entrenador de Argentinos Juniors, consiguió plasmar una idea...

June 4, 2021

Gabriel Milito, entrenador de Argentinos Juniors, consiguió plasmar una idea de juego atractiva con excelencia, reconociendo virtudes y limitaciones, y confeccionando a uno de los equipos más reconocibles del continente. Casi pasando desapercibido y luego de un comienzo turbulento en la Copa de la Liga Profesional, el Bicho está protagonizando una temporada extraordinaria en la Copa Libertadores, habiendo clasificado a octavos de final como primero de grupo y dejando presentaciones realmente cautivadoras para el espectador con un estilo de juego que hermana vértigo y pausa, juego interno y exterior, pero siempre manteniendo una línea caracterizada por la intensidad.

Uno de los pilares de la estructura es el paraguayo Gabriel Ávalos. El centrodelantero del equipo, que comparte punta generalmente con Gabriel Hauche en el 3-4-1-2 que confecciona el director técnico, está llevando a cabo una campaña espectacular reproduciendo e incluso mejorando lo conseguido en la anterior a nivel personal. Este gran nivel que combina un considerable aporte en la gestión de los ataques como en la finalización de los mismos le ha valido para ir convocado con Paraguay y ser reconocido como una de las revelaciones del máximo torneo continental.

Dentro del área, Gabriel Ávalos es un fuera de serie. Porque es un gran rematador y finalizador de jugadas, ya sea de primera o tomándose un tiempo extra. También es un grandioso cabeceador, ya que acopla contextura física (mide un metro noventa y pesa setenta y cinco kilogramos) con timing para saltar y altura de la elevación desde el suelo, además de la potencia en el impacto. Suele buscar y encontrar con mucha perspicacia su sitio en el área; siempre posicionándose entre los centrales y siendo una pesadilla para los mismos por su mera ubicación y por la facilidad con la que vence, ya sea en duelos aéreos como terrestres.

Como Gabriel Milito es un hombre adaptable a rivales y contextos, Argentinos Juniors es un equipo flexible capaz de combinar ataques elaborados y directos. Aquí radica uno de los puntos más fuertes del fútbol de Gabriel Ávalos: es ideal para cuando sus compañeros apuestan por un juego de pocos toques y lo buscan como vía de progresión vertical, como también para dar continuidad a jugadas en las que se hilvana una vasta cantidad de pases.

Se desenvuelve de maravilla a espaldas del arco rival y de su marcador, es un especialista en los apoyos, dominando balones aéreos, y cuenta con un timing muy especial para descargar y dejar compañeros de frente o encontrar a los carrileros –vitales en la estructura ofensiva de Milito– en las bandas, incluso cuando el marcaje del adversario es muy estricto y rígido. Aprovecha esta virtud para, también en momentos de adversidad con el equipo muy atrás, dar respiros y conseguir faltas o tiempo para que sus compañeros se adelanten en el campo.

Además, es uno de los mejores delanteros del campeonato argentino a la hora de activar transiciones, debido a que se apoya de su potencia y capacidad para aguantar el balón, sumado a su inteligencia táctica, experiencia y madurez propia de su vasta trayectoria, para reconocer a sus compañeros al espacio y lanzarlos, y él mismo acompañar la jugada una vez realizada la descarga. Esto nos indica que, a pesar de que se mueve muy bien dentro del área, dispone de una habilidad estruendosa para hacerse fuerte fuera de ella e imponer condiciones, permitiendo a su equipo progresar y construir ventajas.

Hemos mencionado a los goles, el juego fuera del área y dentro de la misma como grandes virtudes del paraguayo, y es cierto que son complementos que le facilitan sumar registros clave para su condición de atacante; no solo es un goleador magnífico sino también un gran asistidor gracias a su inteligencia táctica y capacidad de leer el juego. Por ejemplo, se ha visto repetidas veces la jugada en la que Ávalos, aprovechando su ya mencionada habilidad dominando pelotas aéreas, identifica previamente rupturas de sus compañeros y peina la pelota para habilitarlos.

También tiene, aunque sea uno de sus puntos menos destacables, una técnica no sobresaliente pero sí válida para determinadas circunstancias de un partido: es capaz de realizar controles orientados en la medialuna ayudándose de su físico, levantar la cabeza y llevar la jugada a las bandas filtrando pases para llegadores con mejor perspectiva para dar continuidad a los ataques y sumarles peligro. Aunque claro, no es el tipo de delantero que toma el balón en tres cuartos y hace uso de sus facultades técnicas para gambetear y dejar rivales en el camino.

Las debilidades del fútbol de Gabriel Ávalos radican en lo relacionado a la movilidad. No pertenece a la estirpe de delantero que está en constante movimiento, sobre todo para romper. Es cierto que las rupturas no son lo suyo y quizá esto pueda condicionar ciertos partidos en los que su equipo necesita mayor dinamismo en ataque. A su vez, al no ser especialmente rápido y a pesar de ser vital activando transiciones como se explicó en líneas previas, no es una opción realmente válida para contragolpear atacando él mismo los espacios.

También es cierto que, si bien esta temporada está alcanzando unos registros impresionantes gracias a una efectividad abrumadora, a lo largo de su trayectoria no ha sido un delantero al que se le caigan los goles, sino más bien un complemento ofensivo que suma números pero que principalmente coopera en la gestación de los ataques y que deja un esfuerzo y sacrificio mayúsculo en cada presentación.

Gabriel Ávalos: combinar, lanzar y finalizar

Psico-coaching aplicado al Fútbol

Dictado por: Wellness Performance
Calendar
1 de marzo
Ver curso
Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
© 2018 Copyright. La Pizarra del DT, LLC. All Rights Reserved. - Política de Privacidad -