La evolución de Fred

Fred es un futbolista que tiene una estamina que parece que nunca termina...

March 1, 2021

Existen numerosos futbolistas que tienen la capacidad de poder correr durante los 90 minutos a un gran ritmo, a causa de su gran aptitud atlética, lo que los hace ver como máquinas que no dependen del oxígeno, sino de circuitos de corriente dentro de sus organismos; aun así, el deporte que practican no es ninguno relacionado con el atletismo, ya que el fútbol no solo se basa en correr, sino que tiene que existir armonía entre el saber aprovechar el exceso de energía con cada movimiento, para que así de esta manera se pueda sacar provecho de dicha virtud. Fred es un futbolista que tiene una estamina que parece que nunca termina, la cual ha podido complementar y controlar con el paso del tiempo en Inglaterra, con la intención de explotar sus destrezas al máximo, lo que ocasiona que cada día se vea más asentado en la Premier League.

El brasileño llegó a una de las ligas más exigentes del mundo proveniente de la liga ucraniana, lo que hizo que su adaptación fuese complicada; por el hecho de que esa libertad que tenía en el Shakhtar Donetsk no la consiguió en el Manchester United. Además, los errores en la Premier League se pagan caros, por ese motivo sus movimientos tienen que ser casi perfectos, tanto con balón como sin él; algo que Fred empezó a entender a finales de la temporada pasada. Principalmente, porque su rol cambió y también su posición, ubicándose en un doble pivote dentro de un 4-2-3-1.

Fred es un jugador que sabe realizar coberturas, de esta manera actúa como un parche para que el sistema defensivo no tenga ni una grieta; suele ser el encargado de respaldar al lateral izquierdo (Shaw o Telles) una vez que son superados o también puede ser un apoyo para ellos en la marca (no dejarlo en inferioridad numérica ante el rival). Pero además, esa lateralización, se puede observar cuando su equipo está construyendo –y en cualquiera de las dos bandas, dependiendo del contexto–, en búsqueda de ofrecerle altura al lateral (esto también puede ocurrir cuando se incrusta entre centrales y uno de los defensores es el que realiza la amplitud por fuera).

Suele tener incidencia en la fase inicial de la posesión y también en el siguiente nivel (gestación), buscando recibir a la misma altura de los centrales cuando la primera línea de presión rival es de dos jugadores, con la intención de crear una superioridad numérica; pero, en otras circunstancias del juego, tiene contacto con el balón por delante de los zagueros. Es decir, entiende cuándo debe y cuándo no debe aparecer en la primera línea de construcción. Durante estas situaciones puede recibir de espaldas, demostrando que posee la capacidad –sobre todo cuando tiene el espacio idóneo– de dibujar giros que lo pongan de cara, aunque puede recurrir al pivoteo o al pase seguro para evitar perder la posesión.

En fase de gestación –en la mayoría del tiempo– puede trazar pases de un rango de distancia corta (debido a que el Manchester United acumula futbolistas cerca) para que luego se busque romper líneas, pero Fred normalmente no es el encargado de realizar este tipo de pases. Juega sencillo para ofrecer sentido, aunque puede acelerar al actuar rápido, que es justo lo que necesita su equipo. Eso sí, puede relacionarse en largo para cambiar de orientación, buscando compañeros en ventaja.

Y a pesar de que su rol no se lo demanda, sí sigue demostrando cierto atrevimiento al romper líneas a partir de su pase, en búsqueda de encontrar compañeros en los últimos metros (sobre todo en transición), pero no es tan constante, porque Fred ha ganado cierta pausa corporal para engañar en la dirección y así ofrecerse espacio-tiempo durante la circulación del esférico para así encontrar compañeros en ventaja. Siendo fundamental su posicionamiento corporal para regatear y/o proteger la posesión y también su golpeo para medir la fuerza del envío.

Ahora bien, en fase defensiva, más allá de tapar la zona lateral, otra de las grietas que cubre a partir de su buena lectura de juego es la zona del central cuando éste rompe líneas en conducción, ya que el brasileño se posiciona en ese espacio, mientras que el defensor busca atraer rivales para después soltar el balón en busca del hombre libre.

Asimismo, es un jugador que recupera una gran cantidad de balones, debido a su interpretación para anticipar y cortar líneas de pase, en parte por su elasticidad, ya que siempre logra estirar el pie en la distancia precisa para minimizar las jugadas del equipo contrario, ya sea para cortar, recuperar o incomodar. Esto le permite ofrecer soluciones tras pérdida de su equipo, llegando a presionar en campo contrario de manera instantánea, como también en defensa posicional, ya sea en 1 vs. 1 como al cubrir su zona.

La evolución de Fred

Psico-coaching aplicado al Fútbol

Dictado por: Wellness Performance
Calendar
1 de marzo
Ver curso
Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
© 2018 Copyright. La Pizarra del DT, LLC. All Rights Reserved. - Política de Privacidad -