Francisco Sierralta y su repertorio

El repertorio de un defensor central ha ido evolucionando a la par del fútbol...

April 24, 2021

El repertorio de un defensor central ha ido evolucionando a la par del fútbol; el jugador cuyo objetivo principal es que a su equipo no le generen peligro, no le basta solo con desenvolverse de manera airosa en ese rol, sino que también lo tiene que hacer con el balón dominado. Algunos futbolistas se les dificulta más y a otros menos. Y en el caso de Francisco Sierralta se puede decir que su iniciativa es buena con el esférico en sus pies, pero sus comportamientos defensivos terminan siendo su especialidad.

El chileno es un futbolista que se caracteriza por ser un jugador que busca asfixiar de manera constante al poseedor del balón con la primicia de que no tenga un margen de maniobra cómodo. Además, el biotipo que posee lo hace ser un rival bastante complicado en el juego aéreo. Ahora bien, con el esférico dominado tiene una buena iniciativa, pero a la vez necesita de un contexto adecuado que le permita arriesgarse a tomar decisiones, que le permitan proporcionan ventajas.

Tiene como prioridad que el contrincante no reciba cómodo; por ese motivo es capaz de encimarlo de manera constante, ya no solo en el campo propio sino también en el campo rival. Eso sí, no permite que el adversario lo atraiga y libere su zona, ya que comprende cuándo volver a su espacio, llegando a temporizar con timing para no desordenar la línea defensiva. También demuestra atención tácticamente para ofrecer coberturas. Su punto débil a nivel posicional puede ser la falta de reacción cuando el rival lo aproxima y ataca con agilidad-rapidez su posición, la cual puede corregir –en ocasiones– con su potencia-velocidad.

Su físico lo ayuda en las acciones en donde busca incomodar al rival, sobre todo en los duelos en los que busca anticipar por los aires, ya que en los que son a ras de césped suele optar por colocarse delante del posible receptor e interceptarlo, en gran parte porque en los 1 vs. 1 debe mejorar su elasticidad al instante de meter el pie (se evidencia más ante futbolistas que brillan en el regate y el cambio de ritmo) y también en su lectura-intuición para entender hacia dónde va a actuar el adversario –cuando lo encima– para intentar limitar a partir de su posicionamiento corporal.

Aunque hay acciones en donde entiende que no va a llegar al esférico si sigue aproximándose; así que puede intentar temporizar, en búsqueda de cubrir su zona, o ser agresivo y realizar una barrida para minimizar el peligro, en donde tiene una técnica que le permite ejecutarla con limpieza, sin embargo, su timing es un poco irregular, depende muchísimo de qué rival se enfrenta. Además, cuenta con la habilidad de recomponerse al salir de su posición, es decir, corregir cuando no logra diluir el peligro: recupera rápido la compostura para volver a ordenarse, evidenciándose en defensa posicionar y en transiciones.

Está jugando de manera constante como central izquierdo, a pesar de que su pierna hábil es la derecha, eso ralentiza el desarrollo de las jugadas por el hecho de que tiene que ejecutar las acciones con su perfil menos hábil. Aun así, cuando un compañero le ofrece una línea de pase idónea para filtrar el balón y verticalizar, consigue activarlo por su lectura: entiende en qué instante soltar. Pero en un rango de pase corto, es decir, que la distancia no es muy extensa, ya que debe potenciar su capacidad para relacionarse con lejanos, a pesar de que puede activar –en algunas acciones– al futbolista que se encuentre en amplitud en el otro costado (normalmente el lateral derecho) con un cambio de orientación. Asimismo, demuestra cierta calma para comprender que, en el caso de no tener opciones para progresar, debe buscar apoyos cercanos, ya sea con alguna apertura al lateral de su banda o conectando con su pareja en la zaga.

También demuestra iniciativa para avanzar metros en el terreno de juego por medio de su conducción. Es una acción que realiza cuando evidencia que existe cierto espacio para avanzar, pero el traslado de balón es poco ortodoxo por el hecho de que el esférico se separa mucho de su pie. Así que, a pesar de debe potenciar cierta falta de sensibilidad técnica y la capacidad de desacelerar al arrancar con potencia, se le detecta ciertas condiciones para poder atraer rivales (cuando no arranca con tanta potencia) y luego dibujar un pase al compañero que se liberó de un rival.

El ex Universidad Católica es un jugador que cuenta con cierta experiencia a pesar de su corta edad. Eso le ha permitido que pueda seguir puliendo sus características, tanto con balón, ya que en algunas ocasiones tiene desconexiones que hacen que ejecute acciones con alguna toma de decisión mejorable, como en el ámbito defensivo, en donde debe controlar su agresividad o su fuerza en algunos duelos.

Francisco Sierralta y su repertorio

Psico-coaching aplicado al Fútbol

Dictado por: Wellness Performance
Calendar
1 de marzo
Ver curso
Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
© 2018 Copyright. La Pizarra del DT, LLC. All Rights Reserved. - Política de Privacidad -