El repertorio de Tomás Belmonte

El volante central es el jugador más propenso a tener mayor recorrido en un p...

January 6, 2021

El volante central es el jugador más propenso a tener mayor recorrido en un partido de fútbol; por ello tiene que ser un futbolista que participe en distintas fases del juego. Tomás Belmonte, a pesar de su juventud, deja destellos de saber cómo actuar con y sin el balón dominado, debido a que su lectura le permite saber el cuándo y el cómo en diferentes contextos.

Por ejemplo, el argentino entiende cuándo arriesgar y cuándo no, siendo un futbolista que cuida el esférico para que no se lo arrebaten como si se tratase de un terreno suyo. Aunque, todavía no tiene un rol definido, por el hecho de que ha experimentado varias funciones en el centro del campo, ya sea en un doble pivote posicionado de manera más fija –donde ordena a partir de pases horizontales– como de interior de posesión o de volante central en un triángulo. Además, se le ha visto en pocas ocasiones como interior de recorrido –box to box–, apareciendo de sorpresa en el área contraria, como se termina observando, por ejemplo, en la vuelta ante Independiente en los cuartos de la Copa Sudamericana 2020.

Aunque normalmente se posiciona como un volante central, que en las distintas fases del juego ubica por delante de la línea de los defensores, sobre todo en fase defensiva con la intención de mantener el orden para que el equipo contrario no se encuentre cómodo; a partir de ahí empieza a ofrecer coberturas tanto en la banda (defensa posicional o al lanzar presiones altas en campo contrario) como en el área, en caso de que el rival sume jugadores en zona de definición o cuando un defensor central sale de su posición, ya sea en transición u otra situación (atraído). Otro comportamiento que se le aprecia es el de saber cuándo salir a anticipar, sin importar que eso altere el orden del sistema, porque realiza la acción con buen timing, aunque en ciertas acciones puede fallar por verse atraído.

Una vez que la primicia de la presión prevalece sobre el orden defensivo, es un futbolista muy incisivo que hace que su rival se vea asfixiado por la inteligencia que demuestra a la hora de saltar hacia el contrario, porque no solo es que se encime, sino que sabe orientar la presión a zonas donde no le pueden hacer daño al colectivo. Mediante su cuerpo obstaculiza la opción de pase donde el adversario puede verticalizar, demandando al oponente a arriesgar o no romper líneas de presión y así buscar algún envío horizontal o retroceder el balón hasta el fondo.

A raíz de su gran comportamiento sin balón, ya sea con la idea de ordenar o de saltar hacia el contrario, recupera muchos balones, por el hecho de que sabe cómo utilizar su cuerpo para limitar al rival, aunado a que entiendo cómo ir a trabar (no duda, pero puede realizar faltas por su agresividad). Además, puede activar una transición rápida luego de conseguir el esférico dominado.

En fase ofensiva, su manera de buscar ser activado se basa en captar zonas libres, independientemente del lugar. Sabe que si recibe en un lugar que le ofrezca la facilidad de recibir tranquilo y sin presión va a ejecutar posteriormente una buena acción, ya que a día de hoy es un futbolista que todavía debe potenciar su agilidad en el intervalo de tiempo entre control-pase (ritmo). Por ello, puede alejarse, ya sea al lateralizar su posición o recibir entre los centrales, para entrar en contacto de cara a la portería contraria.

Con balón es un jugador que privatiza la tenencia de la pelota por encima de arriesgar y filtrar balones. Su rango de pases es corto y en el tema de la dirección es muy horizontal, porque su principal intención es ordenar al equipo y desordenar al contrincante (al bascular), es decir, intenta ofrecerle espacio-tiempo a algún compañero al mover de lado a lado y así este verticalice. Su interpretación es clave para brindar ventajas.

A pesar de que tiene una buena técnica y un buen pie, no posee un posicionamiento corporal ortodoxo. Cuando recibe el balón inclina su cuerpo hacia atrás, mientras que el balón lo direcciona hacia delante, en ese sentido se ve poco estético, pero sobre todo llega a ralentizar la acción. También puede tener fallos al orientar –en ocasiones– su control hacia su pie no dominante (izquierdo), llegando a perder espacio-tiempo al pisar el esférico.

Otro momento en el que evidencia su buen pie es cuando se suma al ataque, porque tiene una buena y potente pegada; siendo un futbolista que se le puede agregar a su repertorio la capacidad de actuar como llegador. Por lo general su límite es el pico del área, pero también se le aprecia en oportunidades aparecer dentro de la misma (zona de definición).

Tomás Belmonte tiene una carrera bastante larga por delante, a penas se encuentra en el génesis de ella, por ese motivo hay muchas incógnitas que todavía están por descubrirse, sobre todo en el tema del rol; pero ofrece la sensación de ser un futbolista que tiene con qué para tener una muy buena carrera en parte al ser un futbolista con interpretación de juego.

El repertorio de Tomás Belmonte

Psico-coaching aplicado al Fútbol

Dictado por: Wellness Performance
Calendar
1 de marzo
Ver curso
Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
© 2018 Copyright. La Pizarra del DT, LLC. All Rights Reserved. - Política de Privacidad -