Arthur como director de orquesta

Hay futbolistas que en sus otras vidas seguramente fueron directores...

March 15, 2021

Hay futbolistas que en sus otras vidas seguramente fueron directores de orquestas. Y Arthur Melo tuvo que ser uno de esos jugadores, porque utiliza el balón de fútbol como un instrumento para controlar y mover todos los hilos de un equipo. Pero, aunque ponga sus ingredientes sobre el césped, necesita de dos detalles, tanto que su físico lo acompañe (irregular en este aspecto) como también de su colectivo, en el cual Andrea Pirlo todavía no ha encontrado las soluciones ideales en la Juventus.

El técnico italiano ha demostrado buenas ideas y planteamientos que no siempre han sido llevados a cabo de la mejor manera. Su dibujo varía por la cantidad de movimientos que realizan sus piezas con la intención de sorprender y de tener posesión del balón, pero están existiendo dos problemas constantes. El primero es que no hay una gran ocupación de los espacios por parte de los intérpretes, llegando en ocasiones a estar cercanos (es decir, se acumulan en un mismo sector), lo que puede generar que ciertos sectores no estén ocupados (excediendo del juego por fuera); y el segundo es un detalle que con Maurizio Sarri se observaba en la 2019-20: la poca fluidez en la circulación.

Y a pesar de que, cuando se encuentra en el campo, Arthur logra combatir el segundo punto anteriormente mencionado, debido a su capacidad para sumar asociativamente, aportando soluciones en distintos contextos, pero en gran parte en ataque posicional, donde logra inventarse situaciones para romper líneas de pase, el problema principal de la Juventus es el primero: la ubicación de los espacios. Y, aun así, el ex Barcelona es la mejor opción para gestionar el balón a pesar de no siempre tener opciones de pase claras en los pasillos centrales.

Arthur empieza a dirigir a sus compañeros desde la salida de balón, apareciendo en la primera línea de construcción para recibir el esférico con mayor espacio-tiempo y de cara a la portería contraria para así gestionarlo de la mejor manera. “Nos da tiempos correctos para salir de la presión del rival", comentaría Andrea Pirlo luego del partido ante la Bologna. Pero el brasileño también puede activarse en diferentes alturas, porque tiene una visión que le permite captar zonas libres en las que puede ejecutar sus movimientos de manera más cómoda.

Una vez que el esférico llega a sus pies busca darle sentido y control a las posesiones. Pero uno de sus detalles más importante es su capacidad de agrupar rivales, ya sea tras conducir como en estático, ya que a partir de ahí puede desordenar el bloque rival y encontrar espacios para conectar con la siguiente línea. Durante estas acciones demuestra que es un gran jugador para esconder el balón con su técnica, aunado a los giros con balón dominado que hacen que deje rivales tirados en el camino.

El brasileño sabe mover el esférico de un lado a otro, en donde puede acelerar por medio de su cambio de orientación (aunque todavía debe potenciar su precisión con envíos largos), en donde puede desestabilizar el sistema defensivo del rival. Una vez que observa que el juego por un costado ya no tiene forma de evolucionar, busca la otra banda con la intención de agarrar al bloque rival mal posicionado.

Un aspecto en el que tiene que mejorar es en la precisión al pasar hacia algún espacio libre en profundidad para que un compañero –luego de un desmarque– tenga contacto con el balón. Esto puede ocurrir porque sus envíos carecen de fuerza o también por falta de timing al pasar. Sin embargo, hay instantes en los que la tensión del golpeo es la ideal y logra demostrar su capacidad inventiva para crearse situaciones distintas.

Arthur es una pieza fundamental en el conjunto italiano, por el hecho de que es de los pocas futbolistas en la Juventus con la capacidad de gestionar una buena posesión de balón; sin convertirla en predecible y/o sin ritmo. El hecho de esto hace que muchas veces se sienta tan protagonista que se aproxime mucho a sus compañeros, pero el problema está en la ubicación de espacios, porque el brasileño necesaria ciertos movimientos que le permitan poderlos activar, sino va a ser un “problema” como en la vuelta de los octavos de final de la Champions League 2020-21 ante el Porto.

Arthur como director de orquesta

Psico-coaching aplicado al Fútbol

Dictado por: Wellness Performance
Calendar
1 de marzo
Ver curso
Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
© 2018 Copyright. La Pizarra del DT, LLC. All Rights Reserved. - Política de Privacidad -