Saúl Salcedo tiene condiciones para dominar

Saúl Salcedo, sin hacer tanto ruido, es uno de los defenseros con mayor regulari

November 20, 2019

Saúl Salcedo, sin hacer tanto ruido, es uno de los defenseros con mayor regularidad en el fútbol argentino. Indiscutible desde su llegada en el verano de 2017, Huracán tiene en sus filas a un zaguero que se le puede considerar como uno de los próximos centrales dominantes que hay en la actualidad en el fútbol sudamericano. Un protagonismo que ofrece su justificación en la enorme trascendencia del central, ya que el Globo, a pesar de rotar entre la mitad de la tabla y los puestos de abajo de la Superliga 2019-20, es de los equipos que menos goles recibe.

El central paraguayo se siente cómodo en contextos en donde su equipo defiende de manera posicional, es decir, con un bloque bajo, debido a que cuando tiene que hacer un recorrido corto, demuestra su agresividad para anticipar y cortar, mientras que a campo abierto puede llegar a sufrir al no ser un futbolista con la capacidad de corregir en velocidad (no es tan rápido).

Es un defensor que casi siempre tiene posicionado su cuerpo hacia adelante para estar atento al pase del rival y anticipar al posible receptor, el cual es la marca que tiene enfocada unos metros desde atrás. Más allá de lectura, es un central que está atento a cada acción. Sin embargo, sí tiene una muy buena interpretación y timing para recuperar la acción en este tipo de jugadas, ya sea dentro del área como fuera de ella.

Hay acciones en donde tiene que recorrer algunos metros más de lo normal y al meter el pie, no logra cortar. Así que, en las acciones de anticipar, depende sobre todo de qué tan atento está, porque si se preocupa por otras situaciones, puede que no se encuentre en el lugar ideal.

Pero más allá de estar atento para anticipar, también lo está para tener que cubrir el espacio de su compañero de zaga o del lateral de su banda. Precisamente por eso es que no siempre tiene el cuerpo inclinado hacia adelante.

Su cuerpo es un arma que utiliza de manera constante, sobre todo en defensa posicional, porque en ocasiones tiene que buscar chocar al rival para incomodarlo. Y en ese tipo de acciones destaca porque es un futbolista agresivo y entiende el cómo colocar en una situación sin ventaja al adversario.

Tiene un detalle a corregir, ya que es un central que se puede dejar arrastrar por su marca. En ocasiones, puede llegar a anticipar al futbolista rival, sin embargo, cuando el contrario recibe y lo busca “marear” con alguna conducción, el paraguayo sale de su zona y deja un espacio, que el rival aprovecha para atacar, ya sea activando a un compañero o tocando y moviéndose hacia ese sector.

Además, más allá de cortar o recuperar una acción a través del anticipo, es un central que no duda en determinadas jugadas en despejar y enviar el balón lejos, ya sea hacia un saque de banda como hacia el campo rival. Intenta no complicarse en instantes en donde siente que no puede apropiarse del esférico, debido a que hay momentos en donde recupera el balón y decide liderar la transición ofensiva a través de una conducción.

Su lectura de juego para salir en conducción luego de recuperar el balón debe mejorar, porque hay instantes en donde busca activar su potente traslado y se encuentra con uno o dos rivales encima, llegando a actuar en una situación sin ventaja, que puede ocasionar la pérdida del esférico. Pero en otros momentos, logra instalar a su equipo en campo rival, llegando a atraer y soltar. Después de pasar el balón se puede unir al ataque.

Técnicamente es un futbolista que tiene capacidades, pero que no intenta arriesgar tanto con su pase como con su conducción. Su traslado de balón es muy bueno, porque logra tener el esférico cerca de su pie, sin embargo, falla en la interpretación de la acción.

Precisamente por eso, cuando se encarga de tocar el balón en salida, tiene ciertos automatismos definidos, en donde no se complica: cambio de orientación al extremo izquierdo, activar el juego directo con alguna pieza de arriba, sobre todo con el “9”, o un pase en corto al lateral derecho o en ocasiones a su compañero de zaga. Es muy poco vertical a través de su pase. Y en ocasiones despeja sin buscar darle un sentido a la jugada.

Y como último detalle: su juego aéreo. No es un central tan alto (180 cm), pero tiene un potente salto que lo ayuda a ganar duelos arriba, tanto en fase ofensiva (jugadas a balón detenido) como en fase defensiva (sobre todo ante envíos directos del adversario). Además, al ser un futbolista agresivo, que va bien al cuerpo a cuerpo, logra imponerse ante rivales que tienen una estatura elevada.

Hablar de Saúl Salcedo es hacerlo de un central que a través de su agresividad, su atención, su juego aéreo y su valentía en conducción, logra dominar, sobre todo en escenarios en donde se encuentra en defensa posicional, porque a pesar de ser rápido en espacios reducidos, en campo abierto le cuesta. Asimismo, también debe potenciar su capacidad interpretativa, en gran parte cuando tiene el balón en sus pies. Pero su evolución invita a pensar en que se está convirtiendo en uno de los próximos centrales dominantes del continente sudamericano.

Saúl Salcedo tiene condiciones para dominar

Psico-coaching aplicado al Fútbol

Dictado por: Wellness Performance
Calendar
1 de marzo
Ver curso
Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
© 2018 Copyright. La Pizarra del DT, LLC. All Rights Reserved. - Política de Privacidad -