Publicada el 1/10/2019

La llegada de Hirving Lozano a San Paolo trajo consigo una conclusión sencilla que, con el pasar de las jornadas, está perdiendo respaldo debido a los hechos que se han ido suscitando en la pizarra de Carlo Ancelotti. “Llega para mejorar la posición de José María Callejón o para suplir a Lorenzo Insigne”, era quizás lo que pensábamos todos cuando veíamos al mexicano firmar su contrato con el conjunto italiano, pero esto es una dinámica donde las posiciones terminan siendo puntos de partida para una infinidad de movimientos en pro del desarrollo colectivo. Por ello, antes de explicar el rol de un jugador es necesario conocer el contexto en el que se desarrolla para entender, de manera más sencilla, como se desenvuelve dentro de la cancha.

Esta versión del Napoli 2019/20 de caracteriza por los movimientos constantes que tienen sus piezas para encontrar los caminos para avanzar en el terreno de juego. Desde la pizarra de Ancelotti y la capacidad de los intérpretes para aparecer en múltiples zonas del campo, consiguen asentarse con facilidad en campo rival, circular la pelota con facilidad y generar constantes oportunidades de peligro. Siempre buscando progresar desde el fondo hasta llegar a los jugadores más creativos que son quienes toman las decisiones más peligrosas.

En la faceta ofensiva, el conjunto partenopeo se acomoda en campo rival de una manera muy específica a raíz de los movimientos de jugadores claves dentro del sistema. Se puede dibujar en un 2-3-4-1 con los dos centrales en la fase inicial, Di  Lorenzo (lateral derecho) adelantado líneas para aparecer junto a los volantes de primera línea (Zielinski, Allan, Fabián Ruiz) en la base de la jugada, Ghoulam (lateral izquierdo) sumándose a la línea de atacantes,  dándole libertad a Insigne para tomar carriles interiores y estar más cerca del segundo media punta (Regularmente Hirving Lozano) que, como apoyo en banda tiene a José María Callejón. Estos cuatro juegan por detrás de la referencia de área que, en la mayoría de los casos es Dries Mertens. Dentro de esta disposición es el mexicano quien funge como uno de los mediapuntas pero con un rol muy diferente a su compañero de zona.