Publicada el 29/06/2019

La primera imagen que le muestra el ojo a una persona que empieza a observar un partido de fútbol, es sobre el saque inicial de un equipo y la búsqueda del otro de ir a presionar, donde normalmente se evidencia que suben líneas o varias piezas para intentar recuperar en los segundos iniciales. Sin embargo, Venezuela termina haciendo lo contrario ante Argentina en los cuartos de final de la Copa América.

La búsqueda del equipo venezolano en los primeros segundos fue prácticamente mantenerse en la posición inicial, menos Salomón Rondón, que empezó a presionar al medio argentino, sin ir hacia los centrales, sino demostrando temporizar para tapar espacios por dentro y que no tuvieran opciones. Es decir, apenas inició el partido, Venezuela armó su bloque en su propio campo.

Sin embargo, la selección argentina consiguió una solución rápida para romper el bloque venezolano e instalarse de manera constante en campo rival. Así que, a continuación, desglosaremos los fallos de la estructura de Venezuela en cada fase del juego en su partido ante Argentina.

1. Segundos balones

La línea del medio, es decir, la de Yangel Herrera, Junior Moreno y Tomás Rincón, en los primeros minutos del partido, estuvo unos metros separada a Salomón Rondón, así que, Leandro Paredes tuvo algunos segundos para actuar antes de la presión contraria (precisamente así llegó el primer gol argentino, Paredes recibió en campo adversario y cambió de orientación a zona de extremo en el costado izquierdo con Marcos Acuña, que buscó centrar y el balón rebotó en Ronald Hernández, que generó el primero de los dos tiros de esquina seguidos de Argentina).

El detalle está en que, a pesar de que los centrales y por ciertos segundos Paredes, terminan teniendo espacios en la salida de balón, el conjunto argentino no consigue de manera constante piezas entre líneas para avanzar por abajo, sino que los consiguen a través del envío largo, sobre todo en zona de Luis Mago, logran instalarse en campo venezolano, así llega la primera ocasión del partido para Argentina, con un pase profundo a Lautaro Martínez en inferioridad numérica, que filtra, dentro del área a espaldas de la defensa de Venezuela, con el Sergio Agüero, pero Wuilker Fariñez detiene.

A partir de ahí, Argentina prácticamente se dividiría en un “7+1+3” en el campo, ya que se encargarían de la salida de balón el portero (Franco Armani), los cuatro defensores (Germán Pezzella, Juan Foyth, Nicolás Otamendi, Nicolás Tagliafico) y Leandro Paredes con Lionel Messi. Mientras que en un escalón más elevado estaría de manera constante Rodrigo De Paul, entre el pasillo de adentro y el de afuera. Y arriba Marcos Acuña y los dos delanteros, Agüero y Lautaro.