Publicada el 29/06/2019

Uno de los aspectos más destacados de aquella histórica selección de Chile 2015-2016 fue la funcionalidad de su mediocampo. De allí se explica gran parte del éxito alcanzado. Ahora, en 2019 y con varias caras conocidas, lo normal es intentar emular ciertos comportamientos de aquel trivote. Y Reinaldo Rueda ha sabido hacerlo.

Erick Pulgar, Arturo Vidal y Charles Aránguiz conforman el mediocampo de la actual selección chilena. Entre los tres desarrollan funciones tan específicas como complementarias entre sí, dando como resultado el equilibrio en las distintas facetas del juego y la base para construir o desarrollar posesiones activas en campo rival.