Publicada el 17/06/2019

Según la Real Academia Española (RAE), la palabra "comparar" significa, "fijar la atención en dos o más objetos para descubrir sus relaciones o estimar sus diferencias o su semejanza". Un término utilizado de manera constante en el universo llamado fútbol para agarrar, como si se pudiese hacer con unas pinzas, a dos o más futbolistas con el objetivo de desnudar las características que posee cada uno en sus respectivas puestas en escena para así poder definir, por ejemplo, quién es mejor.

Así está ocurriendo con las dos jóvenes joyas del fútbol brasileño fichadas por el Real Madrid: Vinícius Júnior y Rodrygo Goes. El primero termina demostrando en la 2018-19 que está destinado a jugar en la élite europea, sobre todo por su condición física y su potencia para superar rivales en el 1 vs. 1, dándole desequilibrio al conjunto español. Sin embargo, el segundo todavía no se ha instalado en Europa y su única experiencia a nivel profesional, por ahora, ha sido en Santos. Así que la actualidad y el contexto de Rodrygo como futbolista gira entorno a muchísimas interrogantes, ¿cómo juega? ¿Cuáles son los factores que lo diferencian? ¿Dónde puede posicionarse en el campo?

Rodrygo Goes es un futbolista que actúa como extremo en ambas bandas, donde tanto en la izquierda como en la derecha tiene un comportamiento y un rol diferente debido al posicionamiento corporal que ejecuta, ya que, a pesar de ser un jugador que puede manejar ambos perfiles (siendo derecho natural), con la zurda no se siente tan cómodo para generar o guiar un ataque, así que todo va a depender del contexto de la acción.

Y es que el futbolista brasileño impacta a primera vista por su técnica, ya que a pesar de ser tan joven, utiliza de muy buena manera su zurda (perfil no natural) para apoyarse (en una conducción en la que comanda con la derecha) como también para controlar. Su detalle más significante a nivel técnico es que logra mantener el balón, tanto en conducción como al recibir, cerca de su pie, descansando la acción en ocasiones al pisar el esférico para engañar al contrario. Además, es súper habilidoso y así puede activar su regate para superar a sus rivales.