Publicada el 13/06/2019

Solo un partido le sirvió a Sergio Quintero para adueñarse del puesto de titular como volante defensivo de Ecuador en el Mundial Sub-20 Polonia 2019. Su desenvolvimiento al lado de José Cifuentes, ha convencido a Jorge Célico de colocarle como ese mediocentro posicional que, ante la condición de box-to-box se su compañero en demarcación, se mantiene mayormente en su posición aunque, debido a la forma en como decide atacar su equipo, tiene la posibilidad de llegar al arco rival y marcar diferencia, como ya lo demostró ante Uruguay en los octavos de final de la cita mundialista.

Quintero se destaca por su físico rocoso y su capacidad para defender a diferentes alturas del terreno de juego. Utiliza bien su cuerpo para sumar robos tanto en campo propio como en campo rival, siendo muy ágil a la hora de soltarse de su posición para ir a por quien tiene la pelota para anticiparle o para cerrarle las opciones de maniobrar con comodidad. A nivel defensivo es una roca que, al igual que Cifuentes, ejemplifican de manera idónea cómo se defiende esta selección ecuatoriana.