Publicada el 29/04/2019

Un francotirador debe caracterizarse por dos cosas: visión y precisión. Tales habilidades equilibran su balanza; lo hacen funcional y determinante bajo una estrategia. Dicho esto, cumpliendo un rol que explota sus virtudes técnico-tácticas, Ricardo Martins es un francotirador.

Con 29 años y jugando en el Caracas FC, el volante luso-venezolano destaca en su posición a través de la incidencia que tiene en el juego, generalmente estando metros por detrás de la jugada. A diferencia del común denominador en Sudamérica, procura guardar la posición y mantener el orden táctico en su equipo; prioriza la ubicación por sobre los metros recorridos.