Publicada el 26/04/2019

John Stefan Medina es un defensor total. Sabe defender a su equipo de los rivales, a veces incluso opacando a los mismos de manera impresionante, pero también sabe defenderse de críticas (algunas carentes de sentido) que le persiguen desde hace varios años. Y lo mejor de todo es que no hacen falta palabras; todo es demostrado en la cancha.

Es un error tener memoria selectiva. No es correcto juzgar a partir de aquello que conviene recordar, mientras se ignora lo que no. En otras palabras, evaluar a Medina por unos pocos partidos con la selección de Colombia, además de ser argumento insuficiente, es perderse de uno de los jugadores más sólidos del continente a nivel defensivo.

Desempeñándose como defensor central por derecha en Monterrey, muestra criterios de sumo interés con y sin balón. Destaca principalmente por la solidez que transmite; es rápido en la reacción y calmado en la ejecución, lo que le permite tener un gran porcentaje de aciertos en la toma de decisiones.