Publicada el 10/02/2019

El rol de José Cifuentes en la selección de Ecuador Sub-20 tiene un claro objetivo: dinamizar las transiciones ofensivas. Para ello, tiene funciones específicas para cada fase de la jugada, donde se le ve conduciendo, filtrando balones e incluso atacando los espacios en el último tramo de la cancha.

En el esquema de Jorge Célico (4-2-3-1), donde coincide con Emerson Espinoza en la primera línea de volantes, es Cifuentes el encargado de pisar el área y acompañar la jugada en la mayoría de las ocasiones. La técnica que posee, le permite ser más resolutivo que su compañero en el último tramo y, además, su zancada posibilita que esté a la par del ritmo alto al que juegan los ecuatorianos.

Sin embargo, también aporta cuando no es quien acompaña. Es para destacar la sincronización en los movimientos en “V” que realizan entre él y Espinoza, consiguiendo siempre Ecuador un volante que resguarde la medular y brinde equilibrio al equipo, mientras el otro se suma al ataque. Cuando es José Cifuentes quien guarda la posición, aparece una de sus principales virtudes: el pase largo.

En un equipo amplio y con laterales muy ofensivos, los envíos largos que realiza el ex jugador del Club Deportivo América son claves. Aquí constantemente se le ve buscando conectar con Diego Palacios en el costado izquierdo.

Una vez entendida su función táctica en situaciones ofensivas, es importante hacer referencia a las condiciones (física y técnica) que posee Cifuentes. Pese a ser un jugador alto y fuerte, es rápido, posee buenos gestos técnicos y gran remate desde media distancia.

Al defender, su aporte cambia. En situaciones donde Ecuador no posee el balón, es donde se evidencian aspectos en los que el volante podría mejorar notablemente y ser un jugador más completo, un «todoterreno». Más allá de la cantidad de balones que recupera por partido, la agresividad de su juego lo hacen quedar mal posicionado en varias ocasiones. Y eso es porque va directamente el duelo, en vez de referenciar a su marcador.

Una “agresividad” destacable en transiciones defensivas, por el recorrido que hace para equilibrar el mediocampo, pero muchas veces innecesaria en los repliegues de Ecuador. Desprenderse de la primera línea de volantes, crea un espacio que el rival puede aprovechar para hacer daño, por lo que es de vital importancia manejar los contextos al hacerlo.

José Cifuentes es uno de los proyectos más interesantes en Ecuador. Y, por lejos, uno de los más destacados en su categoría. A sus 19 años maneja y aprovecha todas sus condiciones para brindar un “plus” a los ataques. Marca el ritmo y equilibra el mediocampo, pero, en especial, es el artífice de las transiciones que caracterizan a un equipo arrollador.