Publicada el 12/01/2019

El mismo día que Cristiano Ronaldo pisaba Italia, la Juventus fichaba a Christian Makoun. Un futbolista de otro nivel, otra edad y otra historia, pero si es verdad que las casualidades no existen, esta puede ser la prueba evidente. El joven venezolano, quien termina llegando prestado por el Zamora –hasta el 30 de junio de 2019, con opción a compra por cuatro (4) años–, actualmente juega con la Sub-19 del conjunto italiano y con la Juventus II en la Tercera División de Italia (Serie C – Grupo A).

Ficharlo no fue tan simple, porque el futbolista venezolano (de padre camerunés con pasaporte belga) estuvo en la mira de otros grandes clubes de Europa, debido a sus óptimas experiencias con Zamora, pero también con las inferiores de la Vinotinto, donde ha sido capitán de la selección Sub-15 y Sub-17, llegando, a los 17 años, a participar en el Mundial Sub-20 en Corea del Sur, en la cual Venezuela llegó hasta la final, consagrándose subcampeón de la competencia que finalmente ganó Inglaterra.

En sus participaciones con su selección y con el Zamora termina demostrando su talento y su personalidad, la cual posee quizás por haber tenido experiencia en contextos competitivos, como la Copa Libertadores, el Sudamericano Sub-17 y sus mínimos minutos en el Mundial Sub-20. Además, con la Juventus ya ha enfrentado encuentros importantes ante el Valencia, Young Boys y Manchester United en la UEFA Youth League.

Ahora bien, Makoun es un futbolista polivalente, ya que puede actuar de defensor central, pero también de centrocampista. Con la Juventus generalmente actúa como “5” en un 4-3-3, aunque puede aparecer en ciertos instantes en un doble pivote en el sistema 4-2-3-1.

El venezolano es físicamente muy fuerte y robusto, sin embargo, el poder físico no es su principal y único punto fuerte. Se trata de un jugador habilitador, pero al mismo tiempo capaz de combatir a sus rivales en la contención, ya que, cuando se encuentra más adelantado, es decir, como mediocampista, trabaja sobre todo la recuperación del balón, porque posee una muy buena técnica al robar.

Es muy listo e inteligente. No solo para anticipar, cortar y recuperar, sino también en zona ofensiva para dar movilidad y ofrecerse como una opción de pase libre. Al recibir, demuestra su capacidad técnica al pasar, pero sobre todo su precisión en el toque. Su pie izquierdo tiene algo especial, ya sea al jugar tanto en corto como en largo.

El Sudamericano Sub-20 va a ser para Makoun una nueva chance para demostrar que posee las condiciones para asegurar su permanencia en Europa. Y la Juventus va a estar pendiente de su participación con la selección venezolana para decidir si seguir apostando en él.