Publicada el 2/01/2019

Este año ha sido positivo en la carrera de Jefferson Lerma. Estuvo en Rusia, llegó a la Premier y hoy es uno de los volantes de contención más reputados en apenas cinco meses. Su proyección en el Levante daba para ilusionarse con su futuro, pero haber llegado al cuadro de Eddie Howe puede ser una de las mejores cosas que le ha pasado al colombiano en su carrera.

Bournemouth no es un club cualquiera en Inglaterra. Su política de fichajes está basada en las demandas de la idea de juego de Howe, y no tanto las recomendaciones de los representantes de jugadores. En muchos equipos se opta por invertir en los servicios de futbolistas caros o de renombre para darle un impulso a la plantilla.

Pero el técnico cherrie tiene otros métodos. Se reúne junto a su cuerpo técnico y un ojeador de talento cónsono con lo que busca el entrenador en cada posición. A partir de varias reuniones surge una lista de nombres claves para el mercado de fichajes que le entrega a la directiva, quienes proceden a contactar a los representantes para negociar.

Tanto para el jugador como para el cuerpo técnico es mejor fichar así, pues ya conocen su juego y saben qué función va cumplir en el colectivo. Como la idea de juego del entrenador tiene unos principios definidos, muchos de los jugadores que llegan ya tienen cualidades que se adaptan a esos principios. Al estudiar el posible fichaje con anterioridad se puede anticipar cuáles son sus debilidades y planificar así entrenamientos que lo ayuden a corregir su juego.