Entrevista exclusiva a Gastón Pezzuti



Pezzuti


Por: Agustín Vigo (@agusvigo)

Siendo muy joven consiguió el título Mundial Sub-20 con Argentina, luego pasó por clubes importantes de Sudamérica y encontró su mejor rendimiento en Atlético Nacional. Allí fue el predecesor de Franco Armani. A continuación, Gastón Pezzuti, nos cuenta sobre las características del puesto de arquero y otras cuestiones relacionadas con su carrera.

Pregunta.- ¿Cómo evolucionó el juego del arquero desde que jugabas hasta hoy?

Respuesta.- No creo que haya evolucionado o involucionado, sino que han cambiado las técnicas de entrenamiento. Después las cualidades de los arqueros son las mismas. Quizás no tanto para el fútbol argentino, sí más para el fútbol europeo, la talla, las medidas del arquero tiene que ser un poquito más alto, un poco más grande. En otro momento jugaban arqueros de 1,80 metros para arriba sin problema. Y hoy ya están buscando arqueros de 1,90 metros en adelante. Eso es en lo único que creo que ha cambiado. En lo demás, siento que no ha evolucionado, ni ha involucionado.

P.- ¿Influye la estatura en la técnica de un arquero?

R.- No, creo que ya no. Al cambiar las técnicas y modalidades de entrenamiento, el arquero alto que le costaba llegar abajo, que le costaba achicar o ser rápido, ya no está limitado porque dichas técnicas y modalidades de entrenamiento han evolucionado.

P.- ¿Consideras que la agilidad es una de las principales virtudes que debe tener un arquero? Si tuvieras que escoger un arquero para tu equipo, ¿qué virtudes debería tener?

R.- Totalmente. Y, con todo lo nuevo del cambio de reglas, buscaría un arquero técnico con los pies, que sepa no solo pegarle a la pelota sino que entrar en el juego asociado del equipo dándole salida. Pero por sobre todas las cosas, el arquero debe tener manejo de área y saber atajar. Ya después si sabe jugar con los pies, mucho mejor, porque lo hace un arquero más completo, aunque, a veces, es excesivo el pensamiento de que el arquero tiene que jugar bien con los pies. Para mí, tiene que saber atajar, tiene que saber salir a cortar un centro, achicar, manejar el área, saber manejar los momentos del juego, y si después se le puede añadir un buen juego de pies con una sensibilidad de pase alta, va a ser un arquero mucho más completo.

El juego de pies es parte de la evolución de los entrenamientos ya que el arquero tiene que mejorar de acuerdo a lo que requiere el fútbol internacional. Pero un arquero que juegue bien con los pies y no sepa manejar el área o no sepa manejar las manos evidentemente se equivocó de puesto.

P.- ¿Qué entrenadores te marcaron durante tu carrera?

R.- Pekerman me marcó mucho, lo propio Basile por la calidad de persona que es y su manejo de grupo. Y después, ya digamos que, en otra etapa de mi carrera, siendo un poco más grande, me ha marcado mucho también Juan Carlos Osorio por la manera que tiene de entrenar a sus equipos.

P.- En la época que te tocó estar con Pekerman eras muy joven, ¿qué rescatas de ese período?

R.- Fue el primer técnico que me marcó la pauta de cómo debía manejarme en un camerino, las pautas claras de convivencia, de cómo uno debe manejarse no solo dentro de la cancha, sino fuera de ella. José y su cuerpo técnico fueron los primeros que en lo personal nos hizo ver a todo un grupo de jugadores como debíamos afrontar esas facetas de nuestras vidas y carreras.

P.- ¿Consideras que es importante que un director técnico transmita esa educación en valores principalmente con los chicos jóvenes?

R.- Totalmente. Es que hay algo que yo siempre consideré y trato de transmitirlo hoy por hoy y es que si no tienes buenos valores, puedes ser un muy buen jugador de fútbol pero a los 30 y algo se te acaba la carrera. Luego tienes que caminar por la vida, no con los títulos que ganaste como futbolista, sino con los valores que tienes como persona, con todo lo que aprendiste en la vida, con la educación que lograste tener, sea empíricamente o con estudios formales. Eso es lo que te ayuda a salir adelante o mantener lo que pudiste hacer dentro del fútbol. Creo que es fundamental tener ese tipo de valores y educación para que de la mano de tus buenos momentos futbolísticos, te lleve todo a buenos caminos y tomes buenas decisiones después de finalizada la carrera.

P.- ¿Por qué en Colombia pareciera que para la selección no confían en técnicos colombianos?

R.- No tengo la respuesta certera, pero los técnicos colombianos que han tenido mayor reconocimiento en los últimos tiempos ahora están con trabajo en otras selecciones. Caso Rueda, Osorio, “Bolillo” Gómez, entonces no es que no confíen si no que hay técnicos muy jóvenes en muchos de los equipos y otros quizá no son tan jóvenes, pero no han tenido los mejores resultados en los últimos años, entonces hoy no tienes técnicos que estén en los principales equipos de cada una de las ligas, todo lo contrario a Argentina.

Hoy Colombia no tiene muchos técnicos repartidos por el mundo, entonces se acorta mucho la capacidad de elección y eso lo hace más difícil obviamente. Pero creo que hay técnicos colombianos muy capaces a futuro, sacando los que hoy ya tienen trabajo en diferentes selecciones creo que hay buenos técnicos a futuro. No solo se está dando un cambio de generación, sino de educación, ya que muchos de los técnicos que han tenido logros en su carrera hasta al momento, quizá ni siquiera son técnicos recibidos porque acá no es norma o requisito ser técnico titulado. En Argentina, hay algunos que están ocupados y además no se quieren ‘quemar’ con una conducción que hoy no está pasando el mejor de los momentos.

P.- ¿Cómo toman la posición de arquero en los diferentes países que te tocó jugar?

R.- En todos con la misma seriedad y con las mismas peticiones, no hubo uno diferente. Obviamente cada uno de los países tenía una presión diferente por el fútbol en general, pero no por la posición en particular.

P.- ¿Qué diferencias encuentras entre el fútbol argentino y el fútbol colombiano?

R.- Bueno, un poco de lo anterior también. El tema del profesionalismo a nivel general, no solo del futbolista, sino que un tema más de infraestructura, en el cual Colombia está recién empezando a acomodarse, en la formación y la competitividad en las divisiones menores.

Colombia está también muy de entrada en lo que hoy, por ejemplo, Argentina puede brindarle a un juvenil. Y después, bueno, el tema de la presión no solo mediática, sino del hincha, no es lo mismo en Argentina que en Colombia. Más allá de hacer la excepción de tres o cuatro equipos en Colombia, que son los más grandes y que siempre están obligados a ganar títulos. Me tocó estar en uno de ellos y la presión es prácticamente interna, no sólo la que te pueden poner los hinchas y los dirigentes, sino que uno sabe que está en un equipo grande y que tiene que lograr resultados a corto plazo.

P.- Hablando de Atlético Nacional, ¿cuándo estabas ahí veías que se venía un futuro importante para Armani?

R.- No, la verdad que no. Un futuro como el de ahora no. Sería mentiroso e hipócrita decir que en algún momento pensé que iba a llegar adonde hoy está. Sí llegué a pensar que se podía formar como arquero y que podía competir en la liga colombiana, pero, sinceramente, nunca pensé que se iba transformar en el arquero es hoy en día. Por lo menos hasta el momento en el que yo estuve en el club, que fue hasta diciembre del 2012.

P.- ¿Qué opinión tienes de Armani y Fariñez como arqueros?

R.- Bueno, Wuilker me parece que es un arquero bastante completo. No le juega muy a favor quizá la altura y por eso no fue considerado por otros equipos a nivel internacional que ha podido estar. En Colombia, está demostrando lo que ya en Venezuela venía mostrando, aunque en otro tipo de fútbol, de más calidad y con más presiones. Me parece que es un arquero que tiene un gran futuro, con el condicionante de lo que veníamos hablando en la primera pregunta. Hoy están buscando arqueros de talla quizá más alta y en el caso de Wuilker no lo van a conseguir. Luego a nivel técnico me parece un gran arquero.

Y en el caso de Franco me parece un arquero muy completo, que no solo ataja, si no que entiende muy bien el juego, que ha aprendido muy bien a leer y anticiparse a la jugada. Con una buena pegada, tanto de arriba, como de abajo y sobre todo una gran personalidad para salir de momentos en los que quizá fue muy cuestionado. El haber pasado por diferentes lesiones le ha ayudado a eso, a formar esa gran personalidad que hoy le sirve para que este cambio de Atlético Nacional a River, que son de los más grandes de cada país no le haya afectado para nada.

Iso2azul 01

Cursos

Scouting
Iso2azul 01

Instagram

Ig lpdt

Comentarios:


Añadir Comentario:

  • Ingresar
  • Registrarse
  • Atrás