Entrevista exclusiva a Pedro Depablos



Depablos


Por: Jesús Zambrano (@JesusZambrano_)

Academia Puerto Cabello se ha convertido en esta temporada 2018 en uno de los equipos del futbol venezolano que mayor hinchada conquista, esto debido a las buenas actuaciones del conjunto del estratega Pedro Depablos, ex jugador profesional, que vio minutos con la selección venezolana y tras su retiro se ha preparado para continuar su carrera en el deporte como director técnico. La Pizarra del DT conversó en exclusiva con el

Pregunta.- ¿Qué sistema de juego prefiere que tengan sus equipos?

Respuesta.- El sistema de juego obedece a los intérpretes que puedas tener, antes que un sistema de juego pretendo que mis equipos sean ordenados. Pueden ser con línea de tres, con línea de cuatro, con rombo en la mitad, con extremos, con dos delanteros, con un enganche, en fin, el juego es muy variado. Pero, lo que sí se debe manifestar en forma constante es el orden, la dinámica, la intensidad, poder ser amplios, atacar siempre profundos y para ser profundos tenemos que ser amplios. Tener buena relación entre líneas. En defensa implica trabajar en orden, solidarios, entendiendo que no es solamente de los defensores sino de todos. Partiendo de ese punto de vista mis equipos tendrían que ser un colectivo importante con mucha generosidad, con mucho equilibrio, con mucha amplitud, muy cortos. Siempre intentando ser protagonistas y siempre buscando atacar al rival.

P.- Hay una palabra que se le escucha mucho cuando está dirigiendo, que es “simple”, ¿qué es para usted que el jugador juegue “simple”?

R.- Que entienda el juego porque cada acción tiene una respuesta. Porque cuando se juega simple, se hace el gran pase. Jugar simple es entender la acción que obedece. Si estoy ante una recuperación, quiere decir que hay mucha gente y si hay mucha gente del contrario cerca del balón, tengo que jugar simple. Si estoy articulando y quiero que la acción se mueva rápido para ir de un lado a otro tengo que jugar simple. Si estoy en iniciación y quiero buscar una línea de pase, tengo que jugar simple.

Ahora bien, después, hay otras facetas cuando ya estás en ataque donde tienes que hacer un duelo, donde tienes que hacer otras jugadas, cuando amerita una acción individual pero para mí jugar simple es lo más difícil. Si vas al barrio vas a encontrar muchos jugadores que juegan muy bien porque hacen 3-4 acciones individuales muy buenas y dominan ciertos gestos técnicos como una bicicleta, una rabona. Pero cuando van a un juego estructurado, tienen que cumplir tareas y entender el juego de otra forma y no lo pueden hacer. Por eso considero que lo más difícil es jugar simple.

P.- ¿Cómo hace para que sus jugadores entiendan el mensaje que usted como entrenador intenta transmitir y para que comprendan la idea de juego?

R.- Primero, trato de que ellos se sientan cómodos, que ellos se sientan felices, que más allá de que es su profesión, es una actividad en la que ellos deben sentirse completos, satisfechos. Trato que la metodología sea idónea, que todo sea aplicado a la idea de juego, que ellos realmente se sientan fortalecidos con las herramientas que les damos, sobre todo que, para mí, es muy importante que ellos entiendan el juego a través de sus fortalezas y de sus debilidades, porque eso también es un signo importante de comprensión y después como entrenadores uno trata de ser lo más simple para que la información les llegue digerida y pueda interpretar el sistema de juego, el planteamiento del partido, la metodología de entrenamiento, y de esa forma poder desarrollar todo de manera eficaz.

P.- ¿El entrenador debe adaptarse a la cultura del país donde está dirigiendo o es al revés?

R.- El entrenador debe adaptarse, no solo al país o al lugar. Hay equipos donde tú tienes que ser protagonista. Si estás en Uruguay, debe haber una condición de lucha que debe manifestarse y a partir de eso dar tus ideas, pinceladas, estilo, características, sin duda se tiene que llevar de la mano, la sociedad donde estás, el equipo que tienes, tu método y tu estilo.

P.- ¿De quiénes se influencia Pedro Depablos como entrenador?

R.- Tuve la fortuna como jugador de tener buenos entrenadores como César Farías, Noel Sanvicente, “Cata” Roque, por nombrar algunos. Pero después como entrenador, mi paso fue importante tener a Óscar Gil, quien fue asistente de Juan Carlos Osorio por muchos años y me dio una información que valoro mucho, porque me ayudó a entender el juego de otra manera en la parte técnica y táctica, eso lo valoro muchísimo.

Luego a nivel de valores y de lo que se debe generar hay entrenadores como Marcelo Bielsa, que me encanta por su perfil como persona, que es al final lo que nosotros tenemos que hacer, y tácticamente hay muchas influencias, aunque Guardiola sin duda influye en el mundo del fútbol, Jürgen Klopp por decir algunos europeos, pienso que la influencia de muchos entrenadores te da mucha información rica y después tú colocas tu impronta, tu estilo, tu forma, tu método. Richard Páez también fue importante porque me aportó muchos conceptos. Estando en Uruguay recibí otra información, Sergio Cabrera, el “Maestro” Tabárez, Pelusso, son entrenadores que los he tenido cercanos y me he influenciado de ellos. Al igual que en México con Lavolpe. Lo propio con el profesor Juan Carlos Osorio y tomo detalles de cada uno para implementarlo en mi idea de juego, en mi metodología, como siento yo este deporte.

P.- ¿Cómo trabaja su equipo cuando no tiene la esférica?

R.- No tener la pelota no es una característica que disfrute mucho, prefiero siempre disponer de ella y no darle la iniciativa al rival, pero, por circunstancias del juego, siempre no se está así. Entonces, cuando eso sucede, o presionas ante la pérdida o te reagrupas y te ordenas para hacer una zona de presión adelante o defiendes un poco más atrás. Todo es como se den las circunstancias del partido.

Quiero que mis equipos cuando no tienen la pelota busquen la recuperación lo más rápido posible con mucho orden, que ataquemos con mucho equilibrio porque cuando no la tengamos vamos a tener equilibrio para recuperarla.

P.- ¿Qué problemas crees que son los más urgentes a tratar en el futbol venezolano?

R.- Sin duda que el país tiene una dificultad económica que influye en todas las áreas. El tema económico siempre aqueja, el trasladarse de un lugar, la logística cada vez es más complicada. No es por el fútbol como tal, sino por la sociedad y el país. La vivienda al traer jugadores importados de buen nivel no es fácil, ya que el contexto social condiciona.

Deportivamente hablando, hay que capacitarse siempre, los entrenadores, los jueces, los dirigentes, los periodistas, todos los que hacen vida dentro del juego tienen que capacitarse. Si tenemos conciencia, nos capacitamos y tenemos una buena educación, el fútbol venezolano va a mejorar. El secreto está allí, en no creer que hemos hecho algo, Venezuela ha evolucionado sobre todo con las selecciones y los juveniles, pero en las copas internacionales estamos endebles.

P.- ¿Cómo se entiende a un futbolista?

R.- Hay que tener empatía, el principio básico de un ser humano cuando gestionas o lideras, empatía es entender, ponerme en el zapato del otro, es interpretar lo que vive, lo que siente, lo que sueña, sus temores, sus debilidades, sus fortalezas. Cuando el jugador se da cuenta que tú le estas dando herramientas el responde de manera positiva. Para mi esta es una de las claves fundamentales y lo que trato de aplicar día a día.

P.- ¿Cómo se le enseña a un futbolista a pisar diferentes zonas del campo?

R.- Hay diferentes formas. En la pedagogía, tendríamos que decir que dependiendo como tú lo plantees, el jugador va a recibir la información, puede ser a través de entrenamientos, de dribles, de ejemplos, de forma audiovisual, pero el convencimiento primero pasa por la confianza. Si tú le generas confianza al jugador y él sabe que puede hacer determinadas acciones y eso le va a generar mayor rendimiento a él en beneficio del colectivo y sabe que tiene la confianza del entrenador para hacerlo, lo va a hacer.

P.- ¿Cuál es el valor principal y el axioma táctico principal que intenta transmitir en sus equipos?

R.- Disfrutar con responsabilidad, para mí, es fundamental. Tácticamente entender mi comportamiento, mi lugar, que ellos se puedan desprender de su condición de ego que es muy difícil y colocarla en un colectivo. Que su talento lo manifiesten de forma espontánea y feliz. Tácticamente que puedan ser útil para el equipo en cualquier escenario. Que sepan que el juego es con y sin balón. Táctico y que todos son fundamentales.

P.- ¿A qué nivel está el futbolista venezolano mentalmente?

R.- Son jugadores de mucho talento, de mucha creatividad, mucha técnica. Nuestra fortaleza mental se debe mejorar. La condición mental es una de las grandes cualidades de los mejores deportistas del mundo y eso es una tarea muy ardua. La inteligencia emocional es lo más complejo para el deportista. Hay deportistas de élite que no son tan buenos en sus características y sus habilidades porque los puntos al sumarlos son, por ejemplo: técnica 6, golpe de cabeza 6, golpeo con la izquierda 4, golpeo con la derecha 8, velocidad 5, pero cuando sumas todos esos puntos, esos ítems, resulta que es un jugador de 7-8 puntos. Pero, ¿cómo puede ser de 8 puntos si sus habilidades no pasan de 8 puntos? Bueno, porque mentalmente logra fortalecer todas esas habilidades y eso lo potencia. Y hay jugadores que tienen técnica 9, golpeo 10, creatividad 9, pero mentalmente no tienen dominio y por eso no logran plasmar sus habilidades en la cancha. La inteligencia emocional es la que te hace ser un gran jugador o no ser un gran jugador.

P.- ¿En qué momento de su carrera como futbolista comenzó a capacitarse para ser director técnico?

R.- Desde que inicié mi carrera como jugador, sabía que quería dirigir. Inclusive sabía cómo iba a ser. Sabía que me iba a ir del país, que me iba a capacitar, que iba a estudiar, eso lo sabía 15 años antes de retirarme. Después me ayudó mucho que me lesionara mucho (entre risas). Me ayudó mucho, porque siempre se me hacía más difícil tener contratos, se me hacía difícil estar en equipos, entonces el tener tantas dificultades me hacía entender que debía prepararme mucho para la vida después del retiro como futbolista. A lo mejor, el jugador que tiene talento, goza de salud y está en una burbuja no piensa mucho en eso, ya que considero que piensa mucho más en su condición y en su juego entonces no piensa mucho en el futuro.

En mi caso particular, al tener tantas lesiones, tantas dificultades, al no tener tantas condiciones físicas empecé a estudiar, a leer, que es lo primero que les digo a mis jugadores, que deben leer, que deben pensar. Además, el estar en mi posición como mediocampista me daba mucha información que me ayudaba a comprender el juego y como pasaba mucho tiempo en la banca (entre risas), pues lo aprovechaba para ver, analizar, y la última parte de mi carrera jugaba a ser técnico. Ya hacía los cambios en mi mente, ya pensaba, qué debía hacer, que no debía hacer. Después me preparé, estudié y sigo haciéndolo para estar a la altura de lo que Dios disponga.

P.- ¿Qué le atrajo del proyecto de Academia Puerto Cabello?

R.- Yo creo que, sacando a los equipos elite y de más arraigo en Venezuela, es el proyecto más ambicioso, más novedoso y más interesante de la liga. Por su situación geográfica, por su infraestructura, por sus años de vida, por todo lo que ha por hacer el club. Hay mucho terreno fértil, hay una nueva directiva con Daniel Bonetti a la cabeza que me dio confianza de lo que se quería hacer. Aposté por un reto, mi condición estaba para volver a Uruguay y decidí quedarme en Venezuela. Estoy contento, entendiendo que todo esto es muy cambiante. Hoy estamos en una buena posición en un torneo supremamente competitivo, nosotros apuntamos a ser protagonistas y buscar estar en la liguilla.

Iso2azul 01

Cursos

Scouting
Iso2azul 01

Instagram

Ig lpdt

Comentarios:


Añadir Comentario:

  • Ingresar
  • Registrarse
  • Atrás