Publicada el 28/08/2018

La llegada de Pedro Caixinha ha sido un alivio para Cruz Azul. Después de muchos años sin una idea de juego, la “Máquina Cementera” encontró el rumbo para potenciar una plantilla con jugadores importantes y se ha convertido momentáneamente en el mejor equipo del balompié mexicano.

Por ello, aquí en La Pizarra del DT, conversamos y analizamos con Luis Gil, analista de rendimiento, entrenador de Fútbol Base en México y analista del vídeo, sobre los comportamientos colectivos y conductas individuales que han transformado al Cruz Azul en el equipo sensación de la Liga MX.

Javier Parra Peña: ¿Cuál te parece el rasgo más destacado del Cruz Azul de Caixinha?

Luis Gil: Me parece un equipo pragmático. Cuando el conjunto recula junto sobre su propia mitad, busca el error y sale con muchos metros para correr. Tener jugadores como Méndez, Alvarado y Elías Hernández en transición les hace muy potentes.

J.P.P.: Si, he notado eso, es un equipo al que le gusta defender con muchos jugadores detrás de la línea de la pelota, recuperar en cualquier zona y poner a correr a sus atacantes. En esa fase se comporta muy bien y tiene jugadores para explotar dicha faceta.

L.G.: También mencionaría el trabajo de su línea defensiva. Cruz Azul tampoco es un equipo que deje fluir al rival del todo, le gusta buscar el error en los primeros metros y sacar a su línea defensiva para conformar un bloque junto. Tiende a sacar esa línea siempre con excelente interpretación sin importar la altura. Te diría que juegan al filo muchas veces.

J.P.P.: Los movimientos de su defensa cuajan totalmente con lo que le piden a sus atacantes. Cuando presionan alto, los cuatro defensores se adelantan para hacer un bloque muy corto. Pero he visto que les gusta defender mucho más cerca de Jesús Corona, con mucha gente para invitar al rival a venir para recuperar y salir a campo abierto.

L.G.: Caixinha ha terminado defendiendo en bloque muy junto los primeros metros y el área. Marcone está finísimo en los robos y Pablo Aguilar es una garantía defendiendo esos últimos metros.

J.P.P.: Si, eso he visto en cada encuentro. Marcone es clave para recuperar en zonas determinadas y eso ayuda al equipo a salir en velocidad, debido a que el argentino también tiene muy buen trato de la pelota. Caixinha ha construido un conjunto que puede defender en varias alturas del terreno de juego (presionando y replegando) y que ejecuta ataques a una velocidad tremenda.

L.G.: Marcone sabe guiar el pase tras la recuperación, es el engranaje ideal. A diferencia de Baca es un interior más de recorridos y presión, pero que con balón aporta poco. Al final, Baca para Caixinha es vital.

J.P.P.: Creo que ambos son vitales dentro del esquema porque necesitan volantes claves en ambas zonas del campo. Uno cerca de Corona para recuperar y además para salir en velocidad, y en campo propio para generar en terreno rival.