Publicada el 12/12/2019

Las cesiones son un arma de doble filo, ya que pueden tener un impacto negativo o positivo en tu desarrollo como futbolista. Negativo por el club que perteneces, debido a que a lo mejor no escoge la mejor opción para que el futbolista no se desarrolle y termine siendo una especie de estorbo para el club donde está en préstamo.

En el caso de Nehuén Pérez la situación parece ser positiva para todos los involucrados, desde el Atlético de Madrid (dueño de su ficha) hasta el Famalicão, club que está emergiendo y le está dando oportunidades a mucho talento joven, uno de ellos es el zaguero argentino que está contando con buena cantidad de minutos que le van a servir para tomar confianza y rodaje como futbolista.

El conjunto portugués dispone de un 4-3-3. Nehuén Pérez actúa como central derecho y tiene como objetivo ser protagonista en una de las principales primicias de su entrenador Pedro Sousa, la cual es sacar el balón jugado desde la línea de fondo y avanzar metros en el campo mediante la posesión del balón.

Es un central con características modernas, es decir, que tiene la capacidad de realizar pases que rompan líneas de presión a los equipos rivales. No es un defensor que haga conducciones para atraer rivales, sino que algunas veces arriesga más de la cuenta. Además, puede hacer que su equipo avance a través de algún cambio de orientación hacia el extremo izquierdo (Diogo Gonçalves), aunque estos servicios son un aspecto que debe pulir porque muchas ocasiones carecen de fuerza, sin embargo la intención es tiene sentido y cuando poseen precisión, proporciona muchas ventajas.