Publicada el 3/12/2019

La evolución de los videojuegos, sin desligarse de su esencia ni desvirtuar su objetivo principal (entretener), los posiciona en el ahora como mucho más que simples métodos de recreación. Dejaron de ser juegos, únicamente. El contexto los ha potenciado y, surfeando la ola de la era tecnológica, encuentran cabida en casi cualquier ámbito profesional de la actualidad. El fútbol, por supuesto, no podría estar exento de ello.

Si quieres tener más conocimiento sobre los E-Sports, participa en el “I Congreso Latinoamericano de E-Sports”. Para más información ingresa aquí.

Los distintos videojuegos de fútbol en consolas (e incluso de la mayoría de los otros deportes) comenzaron la década siendo versiones netamente de entretenimiento y terminarán la misma siendo, además de un clásico entre futboleros, una herramienta que puede ayudar e impulsar la lectura de juego de un analista. FIFA, de EA Sports, alberga dos (2) herramientas que, a criterio de quien escribe estas líneas, sirven para desarrollar el ‘ojo clínico’ en cuanto a patrones de juego y/o conductas individuales/colectivas y para estimular la creatividad con el fin de idear jugadas de táctica fija: la Tactical Camera y el menú de creación de acciones a balón parado (ABP).

Tactical Camera: el fútbol desde atrás del arco

FIFA, por motivos lógicos, no ofrece la clásica cámara desde detrás del arco que abarca todo el campo o, en su defecto, todos los jugadores, pues complicaría su jugabilidad de gran manera. No obstante, permite la utilización de la cámara desde un ángulo superior y con un zoom que da un equilibrio entre visión de campo/bloques y adaptabilidad a las dimensiones de la pantalla.