Publicada el 3/12/2019

Las cesiones. Esa búsqueda incesante de localizar un entorno ideal para que el futbolista en cuestión pueda potenciar su juego y escalar en el ritmo competitivo. Encontrar ese ambiente representa una mina de oro para ambas partes, lo que nos lleva a uno de los casos de mayor impacto en la Segunda División de España: Luis Javier Suárez en el Real Zaragoza.

El delantero colombiano, proveniente del Watford FC, arribó al cuadro aragonés a comienzos de la actual temporada. El elenco dirigido por Víctor Fernández está sacando un enorme provecho a su juego, principalmente por tener unas características que casan de manera directa con el estilo que proponen dentro del terreno de juego.

Para entender a profundidad esto último, hay que mencionar que el Real Zaragoza es un conjunto cuyo posicionamiento táctico parte esencialmente del 4-4-2 en rombo y 4-4-2 en línea, en donde se han podido presenciar dos versiones: ataques estáticos en campo rival o ataques directos al espacio. Bajo a ese contexto, Luis Javier Suárez ha demostrado ser un atacante bastante útil, sobre todo por la autosuficiencia en ambas propuestas.

En compromisos de mayor tenencia de la posesión, Suárez es capaz de utilizar su enorme velocidad en espacios reducidos. Se apoya en un sprint rápido que permite superar la marca de la defensa contraria y, una vez llegado al área, tiene la misma rapidez para sacar un remate difícil de contener. Es un accionar completo que logra potenciar a una gran escala gracias a su agilidad física y mental.