Publicada el 26/11/2019

Después del primer partido ante el PSG en la fase de grupos de la Champions League 2019-20, en donde el Real Madrid perdería 3-0, el técnico francés decidiría acomodar ciertos detalles en el sistema del conjunto español en búsqueda de mejorar su juego sin balón, ya que ese día se evidenciarían algunos problemas, como la distancia entre cada línea en el equipo dirigido por Zidane.