John Requena (@johnrzb)
Estados Unidos está lleno de espectáculos deportivos y ha sido difícil para el “soccer” sobresalir entre las grandes ligas de la nación; pero poco a poco ha ido incrementando su popularidad en el país, desde la llegada de las estrellas del fútbol mundial, hasta estadios futuristas – como el del Atlanta United –.

Pero hay algo que ha marcado a varios clubes de la MLS, en este caso hablaremos de Portland Timbers, y su mascota Joey Webber o mejor conocido por sus fans como “Timber Joey”.


Esta mascota tiene una larga y autentica historia. Inició en la década de 1970, cuando Portland Timbers competía en la North American Soccer League (NASL). Un hombre llamado Jim Serrill se le ocurrió la idea de vestirse de leñador para animar a la afición. El apoyo que recibió fue tan grande que “Timber Jim” – como lo apodaron sus fans – se convirtió en el icono y mascota del equipo por 12 temporadas, ya que en el 2012 anunció su retiro. Desde entonces Joey Webber se trasformó en la mascota y se le apodó “Timber Joey”.

En la actualidad, Joey sigue animando los juegos de los Timbers. Pero la tradición ha ido evolucionando. Para colocar en alto la tradición de la ciudad y sus grandes bosques. 

En los partidos de local, en el Providence Park, se coloca un tronco gigante y cada vez que algún jugador de los Timbers anota un gol, Joey corta un pedazo del tronco con una motosierra. El pedazo de madera es presentado al final del partido al jugador que marca. El futbolista que lo recibe lo alza y celebra con los hinchas, luego tienen la opción de quedárselo o donarlo de vuelta para ser subastado para obras de caridad. Además, si el portero del equipo mantiene la portería a cero, también se corta y se le da un trozo del tronco.
Timber Joey ha sido caritativo con la comunidad de Oregón, ya sea participando en eventos de caridad o visitando niños en hospitales. Y cabe destacar, que Joey es la única mascota de la MLS que no está disfrazada.

Publicar un comentario