Jesús Zambrano (@JesusZambrano_)
La selección venezolana de fútbol empató este jueves 5 de Octubre en San Cristóbal frente a Uruguay (0-0) en la penúltima jornada de las Eliminatorias CONMEBOL de cara al Mundial Rusia 2018, llegando a 9 unidades producto de: 1 victoria, 6 empates y 10 derrotas, sellando de esta manera su última posición en la tabla.

Este marcador cerró la participación venezolana en condición de local en las presentes eliminatorias premundialistas, realizando los compromisos de condición de local en la diversidad de estadios que conforman el territorio nacional, rotando 5 sedes durante estos 3 años.

Dando continuidad al proceso de formación, la Federación Venezolana de Futbol anunció a Rafael Dudamel – hasta ese momento técnico Sub 20 de Venezuela – como seleccionador de la categoría mayor, logrando de esta manera llevar simultáneamente ambos cargos. Desde que llegó a la dirección técnica, originó un proceso nuevo dentro de la selección, donde mezcló juventud con experiencia, aprovechando esa enorme camada de futbolistas jóvenes que aparecen en cada rincón de nuestro balompié nacional (hecho impulsado por la FVF a través de la regla de juvenil).

Tácticamente la selección venezolana cambió mucho durante el proceso eliminatorio, en el caso de su anterior partido jugado, contra la selección argentina en Buenos Aires, se formó con un 4-3-3 (o un 4-2-3-1 dependiendo del momento), en donde el bloque defensivo fue lo más importante tras lograr el empate ante una necesitada Argentina. Los laterales – García y Feltscher – aportaban profundidad en la zona de ataque pero no tanta seguridad en zona defensiva, más así en los primeros instantes del compromiso, viéndose superados por Di María y compañía en ¾ de cancha. Moreno, Figuera y Herrera creaban una especie de triángulo en el medio sector buscando cerrar espacios a la albiceleste, impidiendo a Argentina combinarse con Leo Messi en la mitad de cancha obligando a abrir la cancha y jugar por los costados, de este trío en la media cancha, Yangel Herrera tenía más libertad para salir jugando, futbol que ha potenciado a su llegada al New York City de la MLS, el sacrificio de los veloces Córdova y Murillo tanto en ataque como defensa se han convertido en pilares fundamentales en el sistema de juego del seleccionador nacional, uniéndose a la línea de 3 creando un 4-5-1 a la hora de defender. Y como única punta el “gladiador” Salomón Rondón, que asemeja cada vez más al West Brom con la Vinotinto; haciendo labores de pivot, aguantando la esférica de espaldas al arco y rematando las pocas oportunidades que se le presenten – esto explica su poca cuota de gol en las eliminatorias –.

Ante Uruguay no se esperó un equipo tan defensivo como el inicial ante Argentina, jugando de local ante su afición, sin nada que perder, la Vinotinto formó con un esquema 4-4-2 muy compacto, en donde reinó el orden y la poca posesión del balón en San Cristóbal, una idea de juego no muy gustosa; pero que ha brindado 3 empates consecutivos ante selecciones de alta envergadura como Colombia, Argentina y Uruguay. La zona defensiva presentó solo una variante, Rubert Quijada, que estuvo a la altura del partido. El medio campo contó con un Junior Moreno muy seguro al momento de entregar el esférica y muy responsable en la marca. Los volantes por los costados Murillo y Córdova asumieron un rol mucho más defensivo, atreviéndose en ataque en puntuales oportunidades durante el partido, zafándose rápidamente de la esférica dándosela a Rondón y Martínez que siempre se encontraron abiertos en la zona de ataque.

Sin duda alguna el punto para rescatar en la selección nacional ha sido el resurgir de un bloque defensivo que había perdido identidad tras la salida del estratega Cesar Farías, consiguiendo tan solo una anotación en contra en los últimos 3 partidos ante jugadores como Falcao, Cuadrado, Messi, Di María, Suarez, Cavani y compañía, acompañados de la seguridad en el arco del guardameta del Caracas FC, Wuilker Fariñez.

Los jóvenes dijeron presente en este ciclo con la Vinotinto luego del fenomenal segundo lugar en el Mundial Sub 20, estando 8 de 31 convocados: Wuilker Fariñez, Ronald Hernandez, Ronaldo Lucena, Yeferson Soteldo, Yangel Herrera, Sergio Córdova, Samuel Sosa y Ronaldo Chacón.

Venezuela en esta fase final ya tiene asegurado el último lugar en la tabla de la CONMEBOL pero se ha convertido en juez importante logrando dejar en posiciones peligrosas a selecciones como Argentina y Colombia que tendrán que ganar en la última jornada y esperar resultados para clasificar al torneo que reúne a las mejores selecciones del mundo. Su próximo compromiso será en el Defensores del Chaco frente a la selección de Paraguay, quienes llegan obligados a ganar en la última fecha por sus oportunidades de asistir al Mundial.

Rafael Dudamel después del partido ante Uruguay comentó, "veo el futuro de la selección nacional con mucho optimismo". La ruta está muy bien definida en el entorno Vinotinto previo a culminar una eliminatoria mundialista para el olvido: Mundial Qatar 2022.

Publicar un comentario