Carlos Steven Jurado (@CarlosSteven07)
Anthony Blondell es el delantero del momento en el fútbol venezolano, destaca como el máximo goleador de la temporada 2017, en un equipo que ha sido una grata revelación y logró alzarse con el Torneo Apertura, apoyado en los goles del sucrense.

Vive el mejor momento de su carrera, llegando incluso a ser llamado por la selección nacional para la última doble fecha de eliminatorias rumbo al mundial de Rusia 2018. Sin embargo, el ariete de 23 años que debutó como profesional vistiendo los colores de Yaracuyanos FC no siempre estuvo ante los focos ni la exposición mediática que hoy le rodea.

El hoy considerado por muchos como el mejor delantero del fútbol venezolano vivió amargas temporadas en las cuales no logró conseguirse con su punto ideal o se vio truncado por decisiones del entrenador de turno.

Francesco Stifano lo ignoró y lo separó por momentos en su paso por el Zamora FC, quien lo condenó a ser un jugador habitual de la filial blanquinegra, donde se cansó de marcar y romper registros goleadores, hasta recibir el llamado de Jhonny Ferreira para unirse a las filas del cuadro del “Guarapiche”.

Un delantero con un físico envidiable y una enorme facilidad para jugar de espaldas a la portería, logrando recibir para encarar y terminar ganando en la mayoría de sus duelos, fueron algunas de las características que incentivaron el interés del cuadro monaguense.

Se adaptó de manera rápida al modelo azulgrana, donde consiguió en Luis “Cariaco” González el socio ideal para terminar de potenciar su juego y lograr la consolidación que tanto esperó en Yaracuyanos y Zamora. Las mencionadas características que le han llevado a convencer al seleccionador nacional de su presencia en la delegación para afrontar el cierre de la eliminatoria, no aparecieron por arte de magia, siempre estuvieron allí, a la espera de que se unieran la oportunidad y el momento.

El fútbol, la vida y el mismo destino parecieran perfilarle a Blondell un futuro bastante prometedor lejos de tierras venezolanas y con la camiseta vinotinto como escudo, tras el gran momento que ha logrado coronar en Monagas SC.

Sin duda alguna se podría asegurar que nacieron el uno para el otro y que se han marcado de manera imborrable, será difícil con el pasar del tiempo hablar de Anthony Blondel sin relacionarle con el Monagas SC, de la misma forma que Monagas, su gente y su historia no olvidara nunca el nombre del hombre que le devolvió la alegría y lo puso a sonar como protagonista del rentado nacional una vez más.

Anthony Blondell se erige hoy como la máxima figura goleadora de la competencia local, contra cualquier pronóstico y cualquier nombre ha decidido retar a la historia logrando salir airoso en una carrera que le guarda un espacio especial en el tiempo. 

Publicar un comentario