Andrés Durán (@Duranandrese)

La Major League Soccer (MLS) en el último tiempo ha tenido una envidiable evolución gracias a la gran inversión que se le ha depositado. Equipos como Orlando City y Los Ángeles Football Club ya cuentan con estadio propio y ya Atlanta estrenó el suyo: Mercedes-Benz  Stadium.

El Mercedez-Benz Stadium es el nuevo hogar del Atlanta United y de Atlanta Falcons de la NFL. El estadio cuenta con una capacidad para 46.000 espectadores para la práctica del fútbol y 71.000 espectadores para cuando se realicen los partidos de fútbol americano. Según expertos, la nueva joya de Atlanta es el estadio más moderno del mundo y lo más relevante es que se inauguró tres años después de haberse fundado el equipo (2014).

Esta inauguración desenlaza varias reflexiones en torno al futuro de la liga estadounidense. A continuación te presentamos lo positivo que es tanto para la competición como para el país la inclusión de nuevos estadios.

1-     Mayor acercamiento con los fanáticos: La apuesta no sólo recayó en traer jugadores reconocidos para volver más atractiva la liga, el nuevo estadio motivó a los ciudadanos de la ciudad.

2-     Interés de los medios de comunicación en participar más en la liga: La construcción de nuevos espacios para jugar a la bocha, acompañado de las adquisiciones de jugadores de renombre, encienden las alarmas a los medios televisivos para que comiencen a ver la MLS como una opción de transmisión para los fanáticos.



3-     Demostración ante el mundo de que Estados Unidos apuesta por un fútbol competitivo: USA ya viene dejando de lado aquella tendencia que se marca sobre que el fútbol es algo sin tanta importancia como otros deportes en el país. Jugadores como Luciano Acosta, Miguel Almirón, David Villa, entre otros hacen que la Major League soccer sea más competitiva.

4-     Demostración de que Estados Unidos puede construir estadios rápidamente: El Mercedes-Benz Stadium es un claro ejemplo de que en muy poco tiempo se pueden hacer estadios. Clubes como Orlando City y  Los Ángeles Football Club también gozan de nuevas localías. Los equipos y empresarios demuestran la alta capacidad de construcción.

La  construcción de nuevos recintos incentiva a que Estados Unidos en un futuro no muy lejano pueda animarse  a ser la sede de la Copa Mundial como ya lo fue en 1994; argumentos le sobran al país americano debido a que tienen un muy buen manejo de recursos y medios comunicacionales. También el estadounidense cada día se entusiasma más con el fútbol y ya no lo ve tanto como un deporte de segundo nivel.

¿Podrá Estados Unidos volver a organizar un mundial?


Publicar un comentario