Por: Vanesa Doretti (@VanessaDoretti)

El Canalla venció al Blanquinegro por 2-1 y clasificó a octavos de final. Los tantos fueron convertidos por Zampedri y Leguizamón. El descuento lo marcó Elías Gómez, en contra. En La Pizarra del DT te contamos cómo jugó cada equipo.


El comienzo del primer tiempo fue un monólogo de Central. No por acumulación de llegadas (todo lo contrario), sino por tener el dominio territorial del partido. Riestra se replegó y esperaba el contraataque.

Deportivo Riestra achicando hacia atrás.

Central estuvo prolijo; sin embargo, le costó penetrar la defensa rival. Fue un equipo horizontal y previsible. Tocaba el balón, pero le faltaba profundidad y se lo terminaban robando los defensores. Sumado a que no estuvo preciso en los disparos de media distancia. El actor más destacado fue Zampedri; sus compañeros lo buscaban lanzándole centros. Se evidenció la falta de un conector.

En el complemento, Riestra se adelantó en el campo y Central también cambió de estrategia (la que generalmente utiliza): pasó a ser vertical. De esa manera, explotando más las bandas, consiguió el corner y posteriormente abrir el marcador con el gol de Zampedri. Diez minutos después, también a través de una jugada de pelota parada, el Blanquinegro logró el empate. Más tranquilo con el 1-1, Riestra fue cediendo terreno. Pasaron siete minutos y el Canalla selló el 2-1 con tanto de Leguizamón.

Sobre el final, en lugar de reforzar el resultado, Riestra fue el que manejó la pelota. Presionó la salida rival y fue a buscar nuevamente el empate. No lo logró; Central lo ganó merecidamente, pero con lo justo. Le cuesta cuidar el resultado y generar mayor ventaja.

Presión alta de Riestra.

De esta forma, el equipo finalista de las tres últimas ediciones de la Copa Argentina, clasificó a octavos de final del mencionado certamen. Se enfrentará al que resulte ganador del duelo entre Boca y Guillermo Brown de Puerto Madryn, que jugarán el miércoles 13 en Mendoza.

Publicar un comentario