Víctor Grao (@VictorGrao)

La consolidación de una selección se da a través del trabajo. Parte de ello, por la solidificación de las categorías formativas de una federación. Alemania ganó la Copa Confederaciones con una selección “B”, haciendo notar que el trabajo de abajo es clave y demarcado para poder continuar en el tope del fútbol mundial.

Chile cuenta con una base top de jugadores que le han dado triunfos en Copa América de manera consecutiva, así como clasificaciones a mundiales. Pero toda generación de oro llega a su fin. Y con ese final, se debe armar un nuevo comienzo.

La selección sub 18 de Chile participó en la SBS Cup, como preparación para el Sudamericano de la categoría. Salieron campeones. Uno de sus jugadores más destacados fue Ariel Uribe, mediocampista del Santiago Wanderers que posee una zurda envidiable.

En la final, el volante de marca (y de salida) completó 92% de sus pases (58 de 63) y recuperó 7 balones. Cifras impresionantes para un jugador que sigue dando sus pasos formativos. Con el 15 en la espalda y en el pecho, La Pizarra del DT les trae un compacto de jugadas analizadas tácticamente de un jugador que promete ser parte de la generación de relevo chilena.

Publicar un comentario