Por: Roberts Alcubilla (@Roberts_Eduardo)

La pentacampeona del mundo ha vuelto a la senda de la victoria y del buen juego. Al parecer Tite ha logrado lo que sus antecesores más inmediatos no pudieron realizar; tener un equipo cohesionado, un modelo de juego definido, atractivo y las victorias (hasta ahora no ha sufrido derrota alguna en las eliminatorias.)

El ganador del Mundial de clubes con Corinthians, aparte del aire fresco que la ha traído a la plantilla, ha generado una serie de mecanismos que ha cambiado diametralmente el juego de la selección.

Salida de Balón:

La salida de balón de la selección brasileña tiene una peculiaridad. El volante interior izquierdo generalmente es Renato Augusto, y cuya función tiende a ser el de bajar unos metros y colocarse diagonal al central izquierdo, de este modo Marcelo o Filipe Luiz suben un escalón y con la marca que arrastra el mediocampista, queda libre el espacio entre líneas, o el marcador de punta tiene la banda libre para despegar.




Nótese como Renato Augusto Baja en fase de salida y se inserta a la izquierda y diagonal al central, provocando que Marcelo suba un escalón.



De nuevo el movimiento del interior izquierdo. Esta vez genera un aclarado que fácilmente puede ser aprovechado por Neymar o algún volante si aparecen entre líneas.


Obsérvese como el movimiento del interior izquierdo de Brasil hace que Marcelo suba un escalón, sujetando así a su par y liberando la banda contraria.


Aquí claramente se aprecia a Marcelo en el segundo peldaño y el espacio que se genera a las espaldas de los mediocentros por el movimiento de Renato.

Desmarques de rupturas por parte de los interiores para la entrada de los extremos para desatascar

Permanentemente Coutinho está pisando zonas interiores para que el volante haga el desmarque al espacio vacío y generar una zona despoblada entre líneas.



Veamos como el desmarque del interior derecho (No aparece en pantalla, de hecho) junto con la aparición del extremo en zonas internas, genera un espacio enorme que puede ser aprovechado por el central en conducción, por el mismo lateral o la aparición de Neymar entre líneas.


Neymar aprovecha todo el espacio que le generó Renano Augusto al realizar su desmarque de ruptura hacia la posición inicial del 10 brasileño.

Problemas en salida de balón

Las características de los tres volantes brasileños hacen que en muchas ocasiones terminen estorbándose mutuamente en la primera faceta del juego. No hay ningún interior o mediocentro que sea de posesión y dirija hacia donde se juega. Esto, a la hora de querer salir limpio es trascendental. Por eso son todos los movimientos de los mediocampistas con el fin de atraer marcas y que aparezcan los extremos por dentro con tiempo y espacio. También Marcelo se aprovecha mucho de estos mecanismos ya que le generan un aclarado enorme tanto por dentro como por fuera.

Acá detectamos una gran falla que suele presentar el equipo: los tres mediocampistas (generalmente Casemiro y Paulihno) suelen estorbarse y no interpretan cuando  ocupar y generar espacios en salida.



De nuevo el mediocentro y volante interior derecho a la misma altura, no escalonan, eliminando así líneas de pase y facilitando la presión rival.














Publicar un comentario