Hovannes Marsuian (@HMarsuian_)
Puede ser el guion para una película, un hermano que vive su sueño de jugar en Europa y, regularmente, con su selección nacional, mientras el menor, inicia el ascenso de su carrera, donde destaca en la liga local, con la intención de lograr y superar los pasos de su familiar; pero no es el caso, son dos personas que comparten apellido y la calidad para ser futbolista. Charles no es Pablo. Pablo Aránguiz es Pablo Aránguiz.

Con la responsabilidad alta por el apellido, el chico 20 años de edad se está convirtiendo en una de las piezas titulares e importantes para el Unión Española de Martín Palermo. Y lo está consiguiendo ocho meses después de quedar por fuera de la lista para participar con Chile en el Sudamericano Sub-20. Pero trabajar sin derrumbarse trae consecuencias; ya que en febrero consigue debutar en Copa Libertadores, donde sufre una dura eliminación contra The Strongest. Aunque de eso de trata el fútbol, a veces se gana y otras se pierde.

Cuando toca definir su posición en el campo se puede decir que es un volante ofensivo; pero no es fácil precisar su lugar en la cancha, ya que es un antónimo de estático, siempre está en constante movimiento. Le gusta participar en el juego la mayor cantidad posible. Si arranca por fuera realiza diagonales por dentro, con o sin balón. Y si inicia por dentro ejecuta desplazamientos por fuera. Su idea es ubicarse a la espalda del rival, entre líneas, para recibir, girar y jugar.  También puede atacar la espalda del rival para romper el espacio, ya sea corriendo esperando el pase o tocando para buscar a su compañero.

Manejo de ambas piernas, potente conducción, drible, velocidad, movilidad, técnica, compromiso defensivo son algunas de las características que definen a Pablo Aránguiz como futbolista. Tiene cualidades de jugador diferente. Atrevido, encarador y con personalidad. Pero sabe que debe madurar su talento y trabajar para llegar a la élite, sobre todo a la hora de entender cómo, cuándo, dónde y qué hacer con el balón, para dejar a un lado algunas acciones individuales y poder terminar mejor cada jugada.




Publicar un comentario