Por: José Graterol S. (@Josegraterols)


Los asesinatos y otros delitos violentos aumentaron en Venezuela durante 2016, según la ONG Observatorio Venezolano de Violencia (OVV), que señaló la profunda crisis económica como uno de los catalizadores de estos indicadores.
El país registró 28.479 asesinatos este año, una cifra que supera los 27.875 casos documentados en 2015 y que arroja un índice de 91,8 homicidios por cada 100.000 habitantes, según datos de la organización

Para nadie es un secreto que Venezuela no vive su mejor momento, económico, político ni social. En la tierra de Bolívar, no vale nada, ni tu trabajo ni tu vida… Sí, ni tu vida. Las políticas actuales del presidente de la República Bolivariana de Venezuela no son las mejores y el mundo la califican como una dictadura del siglo XXI.

¿Por qué tanta política en una página deportiva? Vamos a comenzar…

Muchos jóvenes como en todo país normal, se gradúan de bachilleres y el “gran sueño” es egresar de una universidad y tener su título, pero en Venezuela ese sueño ha sido truncado en muchos jóvenes. Algunos porque no tiene los recursos suficientes para costear la etapa universitaria, otros porque tiene que mantener las casas de sus padres y el tiempo no le da para ir a estudiar… Y la mayoría decide irse del país sin un título a buscar “suerte” en otra tierra.
Caracas es la capital de país más violenta, pero no la ciudad más violenta del mundo pues, explicó, existen localidades menos pobladas que registran tasas de homicidio superiores.

La capital de Venezuela hoy día 14 veces más violenta que Sao Paulo (Brasil), 10 veces más que Bogotá y 15 veces más que Ciudad de México.

FUGAS DE TALENTOS



Erasmo Provenza

Erasmo Provenza, Periodista deportivo venezolano, que actualmente se encuentra residenciado en los Estados Unidos, nos habló un poco sobre sus sueños y el por qué, se fue de Venezuela. El experimentado narrador con pasado en el canal deportivo de Venezuela, Meridiano TV y vinculado al fútbol venezolano nos dijo:


¿Cuál fue la razón por la cual abandonaste el país?

La situación del país me hizo abandonar a Venezuela, estaba cansado de vivir con miedo,  de no tener lo que realmente quería tener, a pesar de que podía tenerlo. Recientemente me había casado y quería tener una familia, sabía que Venezuela no era el mejor lugar para hacerlo, no quería hacer colas para comprar comida ni para comprarle pañales a mi hijo o las medicinas que en determinado momento la necesitaba no tenerla que mendigar por redes sociales.

¿Qué te impulsó para buscar otros rumbos en el Periodismo Deportivo?

El buscar otros rumbos en el Periodismo Deportivo fue una consecuencia de haberme ido de Venezuela, en mi país estaba muy bien periodísticamente, tenía mi trabajo en radio, era gerente de comunicaciones de un equipo profesional, además maneja las comunicaciones de la Liga superior de futsal de Venezuela. Llegó un momento en mi vida donde me sentí estancado, porque vi que más de lo que había hecho en Venezuela no podía hacer, sentí que a nivel profesional había tocado techo. El irme del país no tuvo nada que ver con buscar oportunidades profesionales, yo sabía que eso iba a llegar.

¿Cumpliste tus sueños en el exterior o en Venezuela?

En Venezuela cumplí muchos sueños, a nivel profesional como a nivel personal. El trabajar en radio fue uno de mis sueños y lo logré, como trabajar en TV y narrar un partido de La Vinotinto, Venezuela fue la cuna de muchos de mi sueño y acá en Estados Unidos estoy cumpliendo sueño en haber ganado un “Emmy Award winner as Best Sports Anchor”. Fue un sueño que tuve y en su momento era imposible y lo logré. Ahora estoy por cumplir mi mayor sueño que yo he tenido en mi vida que es ser padre, Dios mediante este mes llegará el mundo mi hijo.

¿Cómo ven a los periodistas deportivos venezolano en el exterior?

Nosotros los periodistas deportivos venezolanos en el exterior, estamos muy bien considerados, para muestra un botón lo de Carolina Padrón que actualmente está conduciendo el programa “SC5” que es para Centroamérica, es la única host de ese programa. En Telemundo está Pedro Castro, entre otros colegas venezolanos, y yo. En Univisión está Lindsay Casinelli, Adriana Monsalve. Recientemente en ESPN Carolina De Las Salas que se convirtió en la primera mujer en ser comentaristas deportivo del fútbol mexicano. Yo creo que estamos muy considerados y el venezolano en cualquier parte del mundo o todo venezolano que se vaya preparado va abrirse su espacio, porque hemos demostrado que somos muy bueno en lo que hacemos.

¿Qué cosas tuviste que hacer al llegar a un nuevo país en cuanto a trabajos no habituales?

Primero para cualquier persona que emigra de su país, debes asimilar que a dónde vas, comenzarás desde cero. Yo en Venezuela era Erasmo Provenza el periodista deportivo, cuando emigré era uno más del montón que buscaba una mejor calidad de vida, como hijo de emigrante se lo que significa. Mi papá emigró de Italia cuando era muy pequeño. Cuando yo emigré sabía lo que venía, me tocó repartir flores para un floristería, también trabajé en una empresa de arreglos frutales  y tuve que entregar frutas por todo Miami, fueron 7 meses haciendo eso, donde aprendí muchas cosas que no había podido aprender y valorar ciertos detalles que no valoraba. Me siento orgulloso de lo que hice.

¿Qué hace mejor o peor a los periodistas venezolanos?

Lo peor que puede hacer un periodista o el venezolano en general  es conformarse, el conformismo lamentablemente nos hace mucho daño y hoy día en Venezuela hay colegas que se han conformado con lo que tienen y no se han atrevido a más. En la vida uno tiene que tener los ideales y la ideología clara y en base eso trabajar, hoy en día tú no puedes ir a una marcha  y tomarte un “selfie” en protestas por la situación del país, porque cuando llega el “quince” recibes un cheque cuyo dinero proviene de arcas gubernamentales o de personas que están buscadas por otros países por narcotraficantes. Creo que es lo peor que le está pasando al periodista deportivo en Venezuela, y tengo colegas y grandes amigos que han caído en eso.


La delincuencia y la escasez de productos básicos son los principales motivos para dejar el país, según estudio del Laboratorio Internacional de Migraciones de 2017



Maximiliano Cordaro

Max Cordaro Periodista deportivo venezolano, que en su momento fue talento del canal Meridiano TV y locutor del programa “11 Titular” trasmitido por el circuito Unión Radio, además de Televen y SportPlus. Actualmente se encuentra residenciado en Italia, pero de igual manera trabaja con la escuela de fútbol venezolana “Seca Sport”. Nos contó sus vivencias en Venezuela y en el exterior:

¿Por qué decidiste irte al exterior?

Mis hermanos y mis padres ya se encontraban en Italia, lamentablemente comencé a sentir esa sensación  de inseguridad la cual uno trata de evitar en el día a día en Venezuela para poder vivir de la mejor manera. En el año 2015 comencé a ver una serie de sucesos, como atracos, ver como gente cercana había pasado por situaciones desagradables y además como Caracas se había convertido estadísticamente casi en la ciudad más violenta del planeta. Hoy lo es. El ambiente social y político que convirtieron a mi país totalmente distinto a lo que era. Esa serie de cosas me llevaron a tomar una decisión muy difícil de dejar mi país.

¿Qué extrañas del Periodismo deportivo que se hace en Venezuela?

Siempre voy a extrañar a nuestro periodismo deportivo, creo que las últimas generaciones han dado entender que nuestro país siempre hubo talento, porque con tan solo analizar a un Humberto Acosta, Humberto “Beto” Perdomo entre otros, te das cuenta que en Venezuela siempre hubo un periodismo deportivo de alto nivel, por herramientas propias del periodista. Lo que falta y sigue faltando en el periodismo deportivo en Venezuela es una inversión a nivel nacional, ofrecer las herramientas para cubrir el deporte nacional de la mejor manera. Nuestro periodismo deportivo tiene un estilo muy peculiar y tiene una visión integral del deporte con un estilo propio. Y lo extraño, porque es tu gente, es tu deporte. Tú puedes cubrir una final de “UEFA Champions League” pero, tu deporte siempre será tu deporte.

¿Lograste tus sueños como Periodista Deportivo en Venezuela?

Todos mis grandes sueños lo he cumplido en Venezuela y lo que he logrado afuera solo ha sido una prolongación de estos sueños. Acá en Italia he podido compartir con Buffon, Higuain, Cuadrado, Dybala, y es la consecuencia  de todos los sueños que alcancé en Venezuela y gracias a una universidad venezolana, gracias a colegas venezolanos y gracias a medios venezolanos. Transmitir un partido de La Vinotinto, trabajar en Meridiano TV, trabajar en Unión Radio y haber tenido una escuela de periodismo deportivo, esos son sueños que definitivamente logré en Venezuela.

¿Cómo se ven valorados los periodistas deportivos venezolano en el exterior?

La visión que pueda tener yo, es distinto porque estoy en Europa, porque si analizas los mercados de Estados Unidos, Panamá, México y Argentina, hay mucho talento venezolano, cada vez más valorados, cada vez más respetados, obviamente en Italia es distinto porque el mercado de habla hispana es cero y llegué acá como un periodista extranjero, nací en Italia pero soy venezolano de convicción y de corazón. En Europa no hay un reconocimiento a lo que nosotros hemos hecho en el otro lado del “charco”. En nuestro continente el periodismo deportivo es más valorado y respetado.

¿Piensas volver a Venezuela?

Por ahora lamentablemente no, y esto lo digo con mucho dolor porque tengo la esperanza de volver. Porque las razones que me impulsaron a cambiar ahora son más fuerte. Ya quien domina el país, porque no lo gobierna, se terminó de quitar la careta y estamos en una onda de violencia, odio y degradación social, el profundo cambio de Venezuela seria de décadas y yo estaría dispuesto a reconstruirlo. Como quisiera yo llevar a Venezuela todas mis experiencias y conocimientos adquirido acá en Europa y poder formar parte de esa reconstrucción social. En Venezuela hay que inculcar; amor, respeto y tolerancia.




Antonella González

Antonella González, Periodista deportiva, que actualmente se encuentra residenciada en Panamá, nos habló un poco sobre el por qué, se fue de Venezuela. La comentarista deportiva con pasado en el canal DirecTV Sports, y vinculada al fútbol venezolano.

¿Por qué te fuiste de Venezuela?

Me fui del país, por la razón que lo han hecho tantos colega y venezolanos, no por obligación, sino por querer, era feliz haciendo mi trabajo en DirecTV Sports y en la radio. No hay más placer que hacer lo que te gusta en tú país, con tu fútbol que yo lo crecí amándolo, duele mucho y la obligación de buscar una mejor calidad de vida. Ya no tenía mi familia en Venezuela y porque simplemente estaba asfixiada económicamente y el nivel de inseguridad, hizo que aceptara una oferta en Panamá en el canal TV MAX que trabajo actualmente.

¿Qué extrañas de tu país?

Lo extraño todo, extraño el fútbol venezolano, sus estadios, su gente. Yo amaba plazas como “Pueblo Nuevo”, “La Carolina”, porque sentía que se respiraba fútbol y haces amigos adentro de la cancha, como afuera y la familia que se convirtió DirecTV Sports, son de las cosas que más extraño. Compañeros como Jaime Ricardo Gomez, Carlos Domingues, Bruno Gomez y “Cata” Roque eran personas con las que yo contaba muchísimo y me ayudaron a crecer. Esa son de las cosas que más extraño, estar dentro del día a día de mi fútbol que me apasiona.

¿Cumpliste tu sueño como periodista deportiva en Venezuela?

Venezuela me dio la oportunidad y pude estudiar un master de periodismo deportivo en Madrid y empecé a trabajar en Tele 5 un canal que me dio la oportunidad de hacer pasantías y crecí muchísimo, cubría entrenamientos del Real Madrid, Atlético de Madrid y justamente estaban los juegos olímpicos de Londres en el 2012, además me tocó cubrir la Eurocopa y eso me ayudo a crecer, eso me abrió las puertas en Venezuela y cumplí mi sueño en una canal tan importante como DirecTV Sports. Allí realmente crecí como profesional, además convivir con gente yo admiraba y me hicieron cumplir mi sueño de ser periodista y en hacer lo que amo.  En TV MAX sigo cumpliendo sueños como fue  ir a la Eurocopa en Francia y otros eventos importantes. Seguiremos cumpliendo sueño pero en parte lo he cumplido en Venezuela y en el exterior.

¿Qué cosas tuviste que hacer al llegar a un nuevo país en cuanto a trabajos no habituales?

Gracias a Dios llegué con trabajo a Panamá, cuando decidí irme de Venezuela, ya tenía la oferta en Panamá en el canal TVN.  Pero el movimiento del deporte y la liga todavía está en crecimiento, y no se mueve igual que en Venezuela. Uno tiene que aspirar a más y hacer cosas diferentes, por ejemplo en DirecTV Sports solamente me encargaba de ser comentarista deportiva en cambio en TVN Y TV MAX me tocó ser Comunity Manager y en encargarme de toda la parte digital de TVN Y TV MAX cosa que me ha ayudado mucho porque todo va por la movida 2.0, del resto he sido animadora de prensa, pero nada que se salga de lo habitual.

¿Qué hace mejor o peor a los periodistas venezolanos?

Mi respuesta es muy simple. Yo no creo en los gentilicios para avalar o para reconocer un trabajo de alguien en cualquier profesión, hoy en día que los venezolanos somos tan juzgado en el extranjero, por acciones de algunos por lo cual hemos tenido que pagar todo, la gente no tenía que juzgar a las personas por su gentilicio sino más bien por su capacidad a nivel profesional y como persona. Lo digo porque en Panamá ha sido muy difícil como en otros países, algunos venezolanos se han portado muy mal y es por eso que el panameño tenía algún tipo de ensañamiento con el venezolano, cosa que no aplaudo.  Los periodista que hemos salido, no importa comenzar desde cero, no importa ganarnos un lugar dentro de la palestra del periodismo deportivo y eso lo han hecho periodista que están fuera del país.  Uno se gana las cosas por su trabajo y esa es la recompensa. Además las personas creen que es muy fácil, porque viven de las redes sociales y creen “conocer” a las personas. Tal vez la manera como nos “vendemos” no es lo que pasa en la vida personal, porque uno vende felicidad y ser exitoso, pero eso no significa que a uno le va excelente, y piense que uno vive una vida de artista, pero el esfuerzo, el trabajo y los fracasos también existen. Es difícil comenzar de cero, estar en un país que no es tuyo, lidiar con otro acento, otras culturas.



Luis Jesús Suárez

Luis Jesús Suárez periodista recién graduado en Venezuela, con experiencia en la jefatura de prensa del Atlético Venezuela FC, club de primera división, además se destaca como un joven fotógrafo que dejó el país y ahora se encuentra en Atlanta, Estado Unidos. Nos contó lo difícil que fue dejar su tierra y sus amigos:

¿Cuál fue la causa para que abandonaras el país?

Laboralmente me iba muy bien, con la ventaja de graduarme muy joven, sentía que si tardaba más en el país me iba a “estancar”, afuera estoy aprendiendo un poco más y era el objetivo que yo buscaba. La razón de la inseguridad y las razones económicas pesaba mucho y tenía ese miedo que me mataran y dejar de hacer lo que me gusta.

¿Qué te echas de menos del Periodismo en Venezuela?

El periodismo en Venezuela es muy completo, porque tiene que hacer muchas cosas a la misma vez en cualquier área laboral, de una manera u otra tú terminas haciendo el papel de cuatro o cinco personas y eso te ayuda profesionalmente porque sabes hacer muchísimas cosas. Cuando me fui de Venezuela yo sabía hacer muchas cosas, desde redactar hasta editar videos gracias a los roles laborales que hice en Venezuela.

¿Has cumplido todas tus metas y sueño?

Mis sueños nunca van a estar cumplido hasta que yo me muera y ya no tenga oportunidad de ser ambicioso, pero quiero seguir creciendo y ahora es que me faltan etapas y oportunidades por realizar. No tengo una meta que diga hasta aquí llegue.

¿Piensas volver a Venezuela?

Sí pienso volver a Venezuela, pero no tengo nada garantizado y no puedo proponerme ese tipo de objetivo si todavía no estoy estable en donde estoy y no he hecho la cantidades de cosas que quiero hacer, si tengo que volver, vuelvo. Lo importante es seguir aportando en donde estés.

Emigrar de Venezuela se ha convertido en una obligación para todos los jóvenes. La mayoría son chamos de 18 a 30 años que deciden marcharse de su tierra por su bienestar, político, social y económico. Dejando muchas cosas atrás que ya estaban acostumbrado.

En los estadios de fútbol venezolano, se veía una buena cantidad de periodistas, unos graduados otro solo simples estudiantes, pateando la calles y cubriendo partidos de Eliminatorias y del torneo local, esa cantidad fue disminuyendo tras pasar los meses y los años, es muy poca la prensa que acude a los estadios de futbol en Venezuela, unos porque se decidieron irse del país, otros por obligaciones mayor y la entrada de dinero no era la adecuada para abastecer a su familia y se desempeñan en otras áreas laborales.


Venezuela la gran tierra de las oportunidades en los años 70´, 80´ y 90 para los emigrantes del mundo entero. Casa de muchos latinoamericanos y europeos. Italianos, españoles, peruanos y colombiano, paré usted de contar la gran cantidad de emigrantes que recibió la tierra de Simón Bolívar. Ahora nos tocó emigrar y renunciar a mucha cosas, para cumplir sus sueños. 

Publicar un comentario