Víctor Grao (@VictorGrao)


Tener 35 años, haber estado en la selección paraguaya más exitosa de la historia y contar en tu currículum con el Bayern Munich, Málaga y Manchester City podría significar que ya tu vida futbolística no da para más. Que la búsqueda de éxitos está mermada. Pero también, podría resultar en el uso de la experiencia para que, con movimientos certeros, ayudes a tu club a progresiones más exactas, distribución precisa y aporte de juego. Este segundo punto es el utilizado por Roque Santa Cruz en Olimpia.
Desde 1999 no jugaba en su país. Volvió para hacer de su fútbol un arma importante en el club dirigido por Ever Almeida.

Punto 1: Retroceso y distribución

Por su porte físico y buen manejo de balón, Roque cuenta con un portento que le permite distribuir de manera correcta el esférico. Apertura a las bandas, retroceso y unión entre mediocampo y ataque.

Punto 2: Movimientos a las bandas


Santa Cruz ha demostrado que su ubicación y lectura de juego le permite realizar permutas y movimientos a las bandas. No es un 9 estático, sino que cubre todo el terreno ofensivo del club Olimpia. 


Publicar un comentario