Leonardo Herrera (@LeonardHerreraZ)

Hablar de Liga Deportivo Universitario de Quito a nivel nacional e internacional, es hablar de una institución de respeto, grandes gestas deportivas, y sobre todo buen fútbol, o por lo menos hasta el 2015 fue así (último año en que el club de la Universidad Central disputó una final de campeonato nacional) aquel equipo de Luis Zubeldía ganó la primera etapa con una sorprendente racha de 13 triunfos, 8 empates y encajando solo una derrota, con elementos como Jonathan Álvez, José Quinteros, José Francisco Cevallos, y Diego Morales fueron base de un club casi imbatible y firme candidato para frenar el dominio del campeón Emelec.

Días antes de la final (vuelta) sonaban rumores de la partida del estratega argentino al Santos de Torreón, lo cual provocó una clima de incertidumbre y tenso entre cuerpo técnico, dirigentes, hinchadas y jugadores, ya el resto es historia, los 'albos' veían como el 'bombillo' daba una vuelta olímpica por tercer año consecutivo, y por primera vez la hinchada del 'Rey de Copas' ecuatoriano organizaba una fiesta en su estadio para que ajenos festejen.

Para el año 2016 el arribo de un técnico de gran recorrido y reconocida trayectoria como es el argentino Claudio 'Pichi' Borghi, sumado a la renovación de contratos de elementos destacados como el volante argentino Diego 'cachete' Morales, el lateral José 'choclo' Quinteros, y su joven referente José Francisco Cevallos, más la incorporación (polémica) del ex Barcelona SC Brahian Alemán, y un histórico como Carlos Tenorio auguraba un continuidad o tal vez mejorar lo hecho la campaña anterior, algo totalmente alejado de la realidad que iba a pasar en el primer semestre del año; eliminados en la fase de grupos de Copa Libertadores y sextos en la tabla general de la primera etapa, hizo que el ex seleccionador de Chile salga por la parte de atrás del Estadio de Ponciano, la 'gota que derramó el vaso' fue el humillante 5-0 sufrido en el Monumental ante un inspirador Barcelona, por 'verdugo' el goleador charrúa Jonathan Álvez (ex delantero albo en el 2015 y despreciado por la dirigencia y compañeros). Antes la fecha 11 de la primera etapa asume el uruguayo Álvaro Gutiérrez, su campaña fue un saldo de 4 victorias, 4 empates y 3 derrotas, dejando al equipo sexto, en medio de una 'nube de sombras al sol’.

Ya para la segunda etapa, la llegada de un 'conocido de la casa' al banquillo de 'LDU' como Álex Aguinaga, que venía haciendo una campaña más que aceptable con una modesta plantilla en el Deportiva Cuenca, en la primera etapa, daba ese aire de esperanza de recuperación, cabe resaltar la forma en que se dieron las negociaciones para que 'El Güero'  deje de la tienda 'morlaca' y se vaya al equipo 'albo', renunciando alegando desacuerdos económicos con la dirigencia, y horas después poniendo firma para continuar el resto de la temporada con los blancos, considerado por muchos en ese momento como un acto deshonesto aunque lícito dentro del reglamento de la FEF, hay un refrán que cita que: "cuando algo empieza mal, acaba mal"  y muy a pesar de todos los simpatizantes de Liga, dicho refrán se materializó en era Aguinaga, fue a inicios de diciembre del año en curso cuando la ex gloria del Necaxa y después de otro humillante 5-0 (ante El Nacional) cuando de manera textual dice: "me voy de mi casa, estoy muy dolido", dejando al equipo cuarto con 30 puntos (fuera de Copa Libertadores) y sin los objetivos cumplidos.

El 2017 iba a ser un año de 'cambios' radicales en la institución, el dirigente principal de Liga de Quito, Esteban Paz, iba a 'la caza del prestigio olvidado', ex glorias como Neicer Reasco, Carlos Tenorio, y Enrique Vera, tuvieron la venia para continuar su carrera en otros lares, la contratación de un técnico que estaba dando mucho de qué hablar en Uruguay como es el ex portero Gustavo Munúa, generaba más dudas que positivismo entre propios y extraños, a esto se suma el omitir la petición de la hinchada de reforzar puestos claves como la portería ya que su meta titular Alexander Domínguez había partido al Monterrey mexicano, y eran las pocas garantías que ofrecía Daniel Viteri, Rubén Olivera y Felipe Gutiérrez fueron los foráneos que no llenaron las expectativas, y que mostraron un nivel muy por bajo de las exigencias de un club de quilates de LDU, Tal vez lo positivo entre los aciertos es el retorno de su histórico goleador Hernán Barcos, y el ex Santa Fe Horacio Salaberry que sin ser un jugador a la altura de su capitán Norberto Araujo, 'cumple' en la zaga.

Lo que podemos decir del primer semestre del 'Rey de Copas' es tristezas y sinsabores, basta ver que es la peor campaña de los últimos tiempos: 10 empates, 9 derrotas y apenas 1 triunfo a falta de una fecha para que culmine la etapa, ¿buscar culpables?... Muchos culpan a dirigentes con ideas obsoletas, jugadores 'pecho frío', y de un técnico incapaz y al cual le 'quedó grande' el buso de DT del Campeón de la Libertadores 2008.

Se viene una segunda etapa, donde el cuadro universitario no solo debe recuperarse en la tabla para escapar de los puestos del descenso, la macabra estadística de los últimos 5 años dice: que para salvar la categoría un club debe sumar un mínimo de 45 puntos en la tabla acumulada (tabla general sumatoria de las dos etapas), el tope del equipo en esta etapa si gana en la última fecha sería de 16 puntos, lo que los obligaría a por lo menos no ceder ni un solo punto de local en la etapa que está por iniciar, la batalla es muy complicada con un inesperado finalista (Delfín), dos grandes con la artillería intacta como Barcelona, y Emelec, y clubes como Independiente del Valle, Deportivo Cuenca y Macará que vienen mostrando cosas interesantes.


Ni el más pesimista de los hinchas de la 'muerte blanca' iba a imaginar que el club iba a terminar la primera mitad del año junto a otro grande como El Nacional disputando la permanencia con los modestos Clan Juvenil, y Fuerza Amarilla. Se habla de cambios, salida de jugadores, y del cuerpo técnico, incluso se ha rebautizado su el mítico Casa Blanca (ahora se llama estadio Rodrigo Paz Delgado); en fin, en diciembre podremos saber con certeza si los cambios le alcanzaron a Liga Deportivo Universitario de Quito para por lo menos salvar la honra deportiva o repetir la tragedia del año 2000.

Publicar un comentario