Francisco Velázquez (@DTFranciscoVE)

El pase es la acción más importante en el fútbol, independientemente del modelo de juego que identifique a cada equipo. Puede que se elija atacar con pocos o muchos pases, pero enviar el balón a un compañero y garantizar que esta transferencia sea efectiva es fundamental para contar con mayores posibilidades de ganar el encuentro.

Es fundamental que el pase vaya a donde proponga el futuro receptor, pues esto aumentará las posibilidades de que la conexión sea efectiva. Para ello es indispensable que el pasador cuente con una visión periférica que le permita observar el desmarque propuesto por su compañero y, con esta combinación de acciones, lograr sacar ventaja otorgando espacio y tiempo al receptor frente a su marcador.

Con este ejercicio buscamos concientizar al futbolista de que el pase debe ir a donde el receptor lo proponga y no al revés, mejorar la técnica individual y colectiva. Puede ser utilizado como parte de la entrada en calor, regeneración o vuelta a la calma al final de la sesión de entrenamiento.

Publicar un comentario