Cosme González (@CosmeGonzalez)


La Selección Nacional Mexicana se presentaba para este encuentro ya calificada, pero tenía que ganar para posicionarse como primer lugar del grupo, un partido en donde los mexicanos tuvieron mucha posesión del balón, pero poca idea en el ataque. El marcador fue de 2 a 0 a favor de los mexicanos comandados por Pompilio Páez.

1.- LA FORMACIÓN


La  Selección Nacional Mexicana saltó con su habitual dibujo táctico, el 1-4-3-3. En la portería, Jesús Corona. En la defensa, en línea de cuatro, Luis rodríguez, Jair Pereira, César Montes y Luis Reyes. En el medio campo, Jorge Hernández como medio centro, y Erick Gutiérrez y Orbelín Pineda como interiores por derecha e izquierda respectivamente. En la delantera, Raúl López, Martín Barragán y Ángel Sepúlveda.


Ya con la ventaja en el marcador en el segundo tiempo, y tras los cambios que mandó el Auxiliar Técnico, Pompilio Páez, el dibujo táctico de la Selección Nacional cambió, y se formó un 1-4-4-2. En defensa quedaron, López, Pereira, Montes y Reyes. En el medio campo, en línea de cuatro quedaron en una doble contención Hernández y Álvarez, en las bandas formaban Hernández y Gallardo por derecha e izquierda respectivamente, y en la delantera quedaba la dupla conformada por Gutiérrez y Sepúlveda.


2.- ASPECTOS DEFENSIVOS

2.1 La recuperación

El equipo tricolor, saltó con un bloque alto, la recuperación era inmediatamente tras la pérdida del balón. Orbelín Pineda y Erick Gutiérrez apoyaban a Barragán según el sector del campo por dónde se desarrollara la jugada. Raúl López por derecha y Ángel Sepúlveda por izquierda también ayudaban en la recuperación, el equipo mexicano siempre buscaba tapar a los posibles receptores, y mostró superioridad numérica a la hora de intentar recuperar el balón. 


2.2 Transición ataque-defensa

La velocidad del equipo rival fue factor fundamental para los contra ataques. La incorporación al ataque tanto de Reyes por izquierda como de Rodríguez por derecha, dejaba en ocasiones mal parada a la zaga mexicana. La diferencia radicó en la formación de un medio centro nominal, el “Burrito” retardaba la jugada para que los laterales y los interiores bajaran para equilibrar, orientar y quitar el balón.


2.3 Formación en defensa

La Selección Mexicana formaba con un 1-4-5-1 para defender. Tanto Sepúlveda por izquierda como López por derecha dejaban los extremos y se posicionaban como volantes para que el equipo mexicano estuviera más compacto y así cerrar espacios. Movimientos que se mostraron fue el que realizaban Luis Reyes y Erick Gutiérrez, cuando Reyes, rompía de la lateral izquierda para buscar a su marcador, era Gutiérrez el que se posicionaba en el espacio que dejaba Luis, para así mantener el dibujo táctico de 1-4-5-1.


3.- ASPECTOS OFENSIVOS

3.1 La incorporación de los laterales

Desde la salida del equipo mexicano los laterales iban acompañando el traslado del balón, o como Guardiola alguna vez lo dijo “La salida de novios”, la cual consiste en ir juntos jugadores y balón. Además, el tener laterales nominales que se agregan bien al ataque le daba mayor profundidad al ataque mexicano. Ángel Sepúlveda, constantemente recortaba y realizaba diagonales hacia el centro, y esa zona en pasillo lateral que dejaba, era ocupada por Luis Reyes. Por el sector contrario, estaban Raúl López y con mucho acompañamiento por parte de Luis Rodríguez. En el primer tiempo la banda derecha fue la de realización y la izquierda la de desahogo, así es como cae el primer gol nacional. 


3.2 Segundo delantero

El cuadro tricolor, salió con la formación habitual de 1-4-3-3. Martín Barragán era el único delantero, pero a él, constantemente se le agregaba de segunda línea, Erick Gutiérrez. Cuando el balón se encontraba en banda derecha en relación al ataque nacional, Gutiérrez se agregaba. Cuando el flujo de la jugada dejaba a Orbelín Pineda como segundo delantero, Gutiérrez apoyaba en medio campo. 


Otra forma de ocupar ese sector del campo era cuando Martín Barragán realizaba ruptura de apoyo, y esa zona que dejaba Martín era ocupada casi siempre por Erick Gutiérrez. Ya en el segundo tiempo, el dibujo táctico cambió y Pomplio mandó dos delanteros, en una formación de 1-4-4-2.


4.- ACCIONES A BALÓN PARADO

El equipo Nacional Mexicano optó por la marca mixta para los tiros de esquina en contra, eran tres los jugadores que realizaban marca personal o en ocasiones cuatro, y el resto de los jugadores mexicanos la realizaban en zona.



Publicar un comentario