Alejandro Parrilla (@aleprensa85)


La Pizarra del DT te trae un informe exclusivo sobre el amor y la pasión de Ariel Holan con el Club Atlético Independiente. Su infancia, recuerdos, costumbres y sus sueños. Disfrútalo a continuación.

Nos situamos en el Gran Buenos Aires, más específicamente en Lomas de Zamora, allí el 14 de septiembre de 1960 nació un nuevo hincha de Independiente de nombre Ariel Holan. “El rojo” de Avellaneda sumaba un nuevo adepto a sus colores.

Sorprendería a cualquiera  la confesión de Holan al afirmar melancólico y feliz:  “el colegio era mi lugar en el mundo, fui muy feliz ahí”. Fue este el motivo por el que vio truncado su sueño de ser jugador de Independiente, ya que él formaba parte de las divisiones inferiores de Banfield cuando debió elegir entre el fútbol o el estudio.

De sangre roja – pero un rojo diferente al resto- confiesa: “Cuando era chico, las pocas veces que Independiente perdía en aquella época, no había cena en casa por la bronca con la que lo vivíamos”, demostrando cuánto se siente la pasión por el club en su hogar.

El particular DT – proveniente del hockey- recuerda que en su juventud el cobrador no pasaba (debería pasar) por los hogares, lo que lo hacía atrasar con la cuota y le generaba tener que ir a abonar los días de partido.  Por dicho trámite siempre tenía inconvenientes esos días, debido a las demoras que le causaba. Y cierra diciendo que no era fácil…hasta que se sacó el abono y ya era distinto, la organización era otra.

Con respecto del viaje a la cancha, con una mezcla de emoción y alegría rememora “Veníamos en el Cañuelas (línea 51 de bus) o en tren, bajábamos por Pavón y luego veníamos caminando por las vías (detrás del estadio de Independiente pasa el tren, y es común en su hinchada, acceder a las puertas del mismo caminando por las vías) mi papá me enseñó a pisar las vías. Había que pisar de una determinada manera para que no te agarre el pie porque estaban los cambios en las vías”. Y de aquella época a la fecha dice haber visto todos los campeonatos, al punto que destaca “la campaña del 2002, del último campeonato fui todos los partidos”. 



Metiéndonos en el hincha dentro de “la doble visera” (nombre del estadio en aquella época) con picardía confiesa “la barra siempre estaba ahí (en el medio) entonces me iba siempre un ratito para no tener problemas con mi viejo. Con River, Boca… ¡¡Los partidos con Racing!! Siempre estaba ahí.

El actual DT del “diablo” recuerda que su padre lo llevó a la sede del club para festejar la obtención de la primer Copa Libertadores de América (1964) y desde allí fue una tradición familiar ir a la Avenida Mitre a celebrar cada consagración del “rojo”. Hoy anhela que se extienda a sus hijas dicha costumbre.

En una de sus primeras conferencias de prensa como director técnico del club, Holan –emocionado- afirmó que ser el técnico de Independiente es junto a sus hijas y su nieto lo mejor que le pasó. Lo que deja a la vista el significado del club en su vida. Agregó que Independiente contrató un entrenador, no un hincha. Y completó emocionado “Entrenar a Independiente es una bendición para mi, es muy difícil que me vuelva a pasar”

Retomando la parte familiar, ya como frutilla del postre, una anécdota que lo marca de cuerpo y alma.

“En un cumpleaños mio mi hija me dijo “papá, me voy a internar porque creo que nace Felipe”. Entonces dije “ya sé lo que tengo que hacer. Me bañé, me perfumé, me vestí bien y me fui a la sede a hacerlo socio un día antes de nacer. Yo cantaba “desde el día que nací”. Mi nieto quiero que cante “desde un día antes de nacer soy hincha de Independiente” (risas).

El oriundo de Lomas de Zamora afirma que en el fútbol de hoy en día depende de los resultados en su puesto, pero que se va a quedar toda la vida porque es su club, dando a entender que le podrán rescindir el contrato pero que siempre va a ser hincha de Independiente. Por último, el simpático Dt confiesa que le significaría más emoción levantar una copa siendo el dt de su amado Independiente, que ver a su nieto cantar “de la mano de Ariel Holan todos la vuelta vamos a dar”.

Publicar un comentario