Diego Chacón (@DiegoJoseChacon) y Hovannes Marsuian (@HMarsuian_)

Llegó a los 12 años a Argentina, donde jugó de delantero o volante ofensivo en las inferiores de Club Ferro Carril Oeste, Nueva Chicago y Velez. Sin embargo, en los últimos dos clubes, se le colocó como central por su altura y aprendió y se asentó en esa posición.

En sus participaciones con la selección Sub-15 y Sub-17 de Venezuela se le colocó como delantero o volante ofensivo

Pero sobre todo se consolidó en la posición de central en la Sub-20 de Venezuela, en la cual consiguió un cupo en la convocatoria para el Sudamericano 2017, donde no logró protagonismo. Sin embargo, ese momento para destacar llegó en el Mundial de Corea del Sur, en el que, sin rodaje en el profesional, terminó jugando los 720 minutos, y de forma brillante y espectacular.

Nahuel Ferraresi es un central con una técnica impresionante. Destaca con sus conducciones, pases que batan líneas y alguno que otro regate, donde se nota su etapa como delantero o volante ofensivo. Ofrece constante verticalización, siendo un arma clave para la iniciación del juego.

Además de la técnica, posee un gran juego aéreo, marca fuerte, posicionamiento, anticipación y corte. Asimismo tiene voz de líder y personalidad. Es un central con muy buenas condiciones. El futuro de la defensa venezolana.

¿Qué soñabas ser cuándo eras niño?
Siempre quise ser futbolista, crecí con una pelota al lado. Además mi entorno familiar me inspiró a querer ser futbolista y siempre me he divertido jugando fútbol solo que de ahora lo hago con mucha más responsabilidad sabiendo que me gano la vida jugando fútbol.


¿Qué significa el fútbol para ti?
Es mi vida, resumo en eso. Sin el fútbol no sería nada.

¿Qué diferencias hay entre Argentina y Venezuela en la fase formativa?
Cuando me fui habían más de las que hay hoy, el fútbol venezolano ha crecido muchísimo. En la parte técnica y táctica no es tanta la diferencia en mi opinión, en cuanto a personalidad es inmensa. Allá forjé mi carácter, a saber hablar en la cancha, a tener personalidad sobre la cancha y eso es importantísimo. Más si eres defensor central. También hay que tener presente que nunca dejas de formarte, a cualquier edad estás aprendiendo cosas.


¿Cómo hacías para lidiar con toda la presión que genera ser titular en una Copa Mundial?
Siempre al principio del partido te cuesta, luego de 2 o 3 jugadas que haces bien ya todo se calma un poco. Se te olvida de cierta manera que estás jugando un partido de un mundial. Te puede ir bien o mal, pero tienes que resolver sobre la marcha.

¿Una pareja de centrales es como un matrimonio?
Aún no me he casado (entre risas), pero parece bastante parecido. Compartes bastante con esa persona en el terreno de juego, tienes que entenderte mucho con tu compañero y estar siempre para él. Bien sea cubriéndole la espalda, haciendo en el 2 contra 1 y demás. Todo relativo a lo que te pida la jugada en el momento. Y bueno, creo que fue el caso en el mundial entre Williams (Velázquez) y yo.


¿Los defensores centrales pueden ser considerados centrocampistas retrasados? Esto por la influencia que tienen hoy día en salida con la pelota.
Sí, totalmente. A los centrales nos piden que principalmente hagamos nuestra tarea en fase defensiva, luego cuando tengamos la pelota que tratemos de salir jugando siempre y evitemos saltar zonas con pelotazos.

¿Qué responsabilidad tiene Rafael Dudamel en el rendimiento de la selección nacional sub-20?
Mucha, gracias a él y a su cuerpo técnico llegamos a donde llegamos. Cada día con el estudio meticuloso de los rivales y así dándonos a los jugadores las mayores y mejores herramientas para tener presentes con que situaciones nos podíamos conseguir en el juego. Luego Yangel Herrera fue nuestro líder dentro y fuera del camerino, es un ejemplo a seguir. Tiene mucha personalidad, carácter, por algo es nuestro capitán. Es una excelente persona y un gran jugador.


¿Qué te dijo tu papá luego del gol que marcaste contra los Estados Unidos?
Me hizo saber lo contento, feliz y orgulloso que estaba. Fue un momento muy lindo.

¿Qué sigue para Nahuel Ferraresi?
Trabajar para poder ganarme la confianza del cuerpo técnico en mi equipo y así ser tomado en cuenta en el próximo semestre. Y si he de cambiar de equipo yéndome al exterior pues seguir trabajando con las mismas ganas y humildad para conseguir los objetivos teniendo en cuenta que la meta aún está muy lejos. 

Publicar un comentario