Víctor Grao (@VictorGrao)

El pasado febrero un nombre no común se unió a la primera división de Perú: Academia Cantolao. El club del delfín en su escudo, ascendió de segunda división a tan solo dos años de haber formado su equipo profesional. Toda una gesta que viene realizándose desde hace 35 años.
Para la máxima categoría del fútbol de la franja podría resultar un equipo fuera de lo común, pero sus años de servicio en las categorías menores no lo hacen un desconocido. Jugadores como Claudio Pizarro, Carlos Zambrano, Reimond Manco, Luis Guadalupe, Pablo de La Haza y demás han salido de sus escuelas.
“Fue una cosa del destino porque nunca la proyectamos a lo que somos ahora. Hoy día tenemos aproximadamente 10.000 niños en todas las academias, en todas las sedes de Cantolao. Tanto en Lima como provincias”, cuenta Dante “Kiko” Madriotti, fundador del club.
El crecimiento inició hace más de tres décadas, cuando Kiko era directivo del principal equipo de El Callao para aquel entonces: “Yo fui siempre dirigente en Sport Boys. Cuando mi hijo tenía 5-6 años quería que hiciera deporte, estaba en el club como dirigente profesional y no tenía divisiones menores”, recuerda Madriotti.
El inicio se dio en el distrito La Punta que es un balneario del Puerto de El Callao. Era un equipo que nacía con jugadores de 8 a 10 años y se le colocó un nombre que lo identificara: Cantolao, nombre de una de las playas de la región.
Poco a poco El Callao fue creciendo y su aumento de población hizo que Lima quedara más lejos: tema tráfico, distancias y demás se alargaron. Situación que hizo que la Academia Cantolao se expandiera: “La única manera de poder contrarrestar la afluencia de todos los distritos de Lima era hacer una escuela en cada provincia de Lima para que la gente estuviese más cerca de lo que es la marca”, comenta Kiko Madriotti.


Hoy día, una escuela que nació meramente formativa, cuenta con un club en primera y un llamado a la selección de un jugador de su plantel: José Manzaneda.
Parte del éxito de la escuela pasa por la inclusión de valores: “Nosotros somos del Puerto de El Callao que es un lugar siempre peligroso. Hay alcohol, prostitución. Es un puerto y en los puertos siempre hay incidencia alta de problemas sociales. Entonces la conducta es lo primordial en la Academia. Son buenos jugadores, pero no muchos tienen la conducta ideal para un deportista”, dice Madriotti.
Parte de ese proceso de valores ha venido de la mano con el uso de instituciones que apoyen al plantel y a los entrenadores. Un convenio con la Corporación Andina de Fomento (CAF) y la fundación “Right to play” hizo que se avanzara más en el tema: “Juntamos las capacidades de los chicos de El Callao, con la metodología que está en los valores, aplicado al fútbol”, afirma Madriotti.
Hoy día, la Academia Cantolao es 80% de jugadores que crecen dentro de sus paredes. Cuentan con cuatro extranjeros y cinco jugadores que no son Cantolao de nacimiento.


¿Pero por qué una academia exitosa en menores se esmeró en crear un club profesional?
La escuela cuenta con un convenio con Sporting Cristal, donde le ceden cinco jugadores anuales para el desarrollo en el club celeste. Pero de los 35 jugadores que salían por año, solo cinco iban a parar a primera división.
“El primer equipo sale como una fórmula del poco interés de los clubes de convocar a jugadores jóvenes. Los clubes externos llevaban a probar a los nuestros y los chicos tenían que pagar su hospedaje, no le daban ningún tipo de comodidad y a veces ni les daban la oportunidad de jugar”, dice Madriotti.
Aparte del convenio con Cristal, Cantolao ha formado nexos con Pachuca de México, Lanús de Argentina, así como clubes en España, Suecia, Austria y demás; para la exportación de su talento.
Daniel Ahmed con Perú

Crecimiento en conjunto
La Federación Peruana de Fútbol entendió que el correcto desarrollo de menores es importante. Hace un año, Daniel Ahmed tomó las riendas del fútbol menor y viene haciendo un trabajo a mediano y largo plazo.
En Perú se desarrollaba el futbol de manera centralizada en Lima. Situación que hacía que en el resto del país no se contara con un apoyo notorio. “Últimamente se está mejorando el tema a nivel provincia, al nivel de región. Hay torneos paralelos que se están haciendo tanto en Lima como en provincias que está acelerando el proceso y queremos acortar porque tenemos años de distancia con muchas selecciones de otros países”, cuenta Madriotti.

Copa Amistad
Parte de esos torneos que comenta el directivo de Academia Cantolao, se realizan desde hace tiempo en la región de El Callao. La Copa Amistad ha podido ver a jugadores como Lionel Messi, Javier Zanetti, Harold Lozano y demás; así como equipos invitados como Corinthians, Newell’s y compañía.
Con 35 años en su haber, la Copa de la Amistad, así como la Academia Cantolao están en evolución. Hoy cuentan con una base sólida en formativas y un club en primera división.

Publicar un comentario