Por: Luis Ortega (@luisger94)


¡Pitazo final! Y después de 180 minutos el Monagas S.C. alcanzaba el pase a su primera final tras un tanto de Daniel Febles, con el que les bastaba para empatar en el marcador global y tener la ventaja del gol en calidad de visitante. En dicho equipo de trabajo se encuentra Carlojavier Fuhrman, asistente técnico del profe Jhonny Ferreira. Fuhrman, quien hace tan sólo 5 años se desempeñaba como asistente técnico en categorías del fútbol menor, tuvo su primera oportunidad como parte de un cuerpo técnico en el colegio San Agustín en Caracas. Esta semana estará disputando una final de primera división de fútbol profesional. Por su destacado trabajo en el semestre y rápido ascenso profesional, entrevistamos a Carlojavier Fuhrman:

Hace 5 años dirigías en categorías del fútbol menor ¿Cómo fue esa transición al máximo nivel del balompié en tan poco tiempo?

-        La transición fue muy difícil. Es un mundo totalmente diferente al que me iba a enfrentar, ni imaginaba que era así. Ya son otras exigencias, mucha más presión en el día a día. Tiene que existir una dedicación los 7 días de la semana para que tu trabajo llegue de la mejor manera al jugador. Y bueno, ensayo y error para aprender todos los días.

¿Es para ti el San Agustín del Marqués una escuela formadora de técnicos?

-        Sin duda alguna que en los últimos años el San Agustín ha tenido una gran cantidad de técnicos que se encuentran hoy en día en el máximo nivel del fútbol venezolano. Los vimos en este torneo dentro de los 4 mejores del país; estuvo Jhonny y Saragó, quienes pasaron por el colegio. Sin olvidar también al profe Lennin Bastidas, a Javier Covela y al profe Rodrigo Piñón. Sin duda que fue parte de la formación de ellos y mía. Sin embargo la formación continuó en otras instituciones, pero fue igual una parte de ésta, por lo cual estoy muy agradecido con el colegio.

Siempre has seguido muy de cerca los pasos del profe Ferreira. ¿Qué es lo más valioso que has aprendido de él?

-        Jhonny es un gran técnico. Lo tuve como entrenador cuando yo jugaba en categorías infantiles, y ahora gracia a él tengo la oportunidad de estar en un gran cuerpo técnico. De él he aprendido un poco de todo, a él le debo mi formación profesional por completo. Por esto, valioso ha sido todo, sería injusto decir algo en específico. Pero si tengo que elegir, yo diría que el gran liderazgo y lo humano que es él para manejar los grupos, también destacaría su pasión y entrega con la cual vive al día a día su trabajo.



Final contra el equipo más veces campeón del país. ¿Hay una presión extra por enfrentar al Caracas F.C.?

-        Es la primera final de carácter profesional que jugaré, ya por ahí hay presión, es algo inevitable. Cuando veo el rival, y es Caracas, sabiendo todo lo que representa en la historia, con un técnico quien es el máximo ganador del país, sí es posible que exista esa presión extra. Sin embargo, esa misma presión te hace trabajar más, cuidar los detalles, prepararte mucho mejor. Yo veo esa presión extra como una motivación .Por ser Caracas hay que respetarlo, claro que sí. Pero también hay que jugar, ya el fútbol de hoy en día no se gana por nombres. Así que la presión que tengo es la común, la que le da a todos, que sea Caracas se vuelve una motivación mayor.

¿En qué se diferencia el jugador del Monagas S.C. al del resto del país?

-        Tenemos una plantilla de excelente profesionales que logramos conformar y supo entender el mensaje de que estaban capacitados y tenían todas las condiciones para alcanzar cualquier objetivo. Desde el primer día de pretemporada tenían el convencimiento de que iban a lograr grandes cosas, siempre comprometidos con el trabajo. Ellos nunca se conformaron y siempre todos tenían bien claro a donde querían llegar. Formaron un grupo muy unido y fuerte, todos remando en la misma dirección, trabajando fuerte día a día y apoyándose unos a los otros. Esa fue la diferencia.

¿Es Luis “Cariaco” González el jugador más desequilibrante que has dirigido?

-        Luis ha tenido ya 2 torneos increíbles. Es un jugador distinto. Pienso que sí, es el jugador más desequilibrante con el que he trabajado. Incluso, creo que hoy, en este torneo, no existe otro jugador como él, con esa facilidad para ganar los duelos personales y sacarse a los rivales.

¿Cómo ves la asociación entre Cariaco, Blondell y Febles? ¿Qué hace tan efectivos en envidiables los contragolpes del Monagas S.C.?

-        Mira, ellos 3 son jugadores con condiciones físicas y técnicas envidiables. Venían de equipos en los cuales no tenían regularidad y hoy por hoy pudieron alcanzar un gran nivel. No te voy a mentir diciendo que nosotros los descubrimos, sólo les dimos la confianza y entendieron rápidamente la forma de juego que se quería. Ellos asumieron este reto como una revancha personal, ese factor en común, para mí, es lo que hace que se complementen tan bien.

¿Hay ganas de aventurarse como director técnico en un futuro cercano?

-        No, no, para nada. Todavía tengo que seguir formándome y aprendiendo. Tengo que vivir más el fútbol de este lado, me falta muchísimo aún para querer pensar en dar ese paso. Hoy estoy muy bien trabajando con Jhonny y quiero seguir por mucho tiempo más.


Publicar un comentario