Victor Grao (@VictorGrao)

Todo sistema tiende a evolucionar si es bien trabajado. Desde gigantescas multinacionales, hasta pequeños comercios. La premisa también se da en el deporte. En Venezuela, la exportación de futbolistas ha ido incrementándose paulatinamente. Nombres y hombres han tomado cabida en clubes europeos y –poco a poco– la formación de jugadores vinotinto se ha expandido hasta ver a Tomás Rincón en la Juventus, Yangel Herrera adquirido por el grupo del Manchester City y Alejandro Marques en las inferiores del Barcelona.

¿Alejandro Marques?

Jugador categoría 2000. Delantero. Nacido en Agosto en Caracas y, como las empresas, un talento que ha evolucionado con el pasar del tiempo por un trabajo enfocado al mejoramiento personal. Atrás quedaron sus días jugando en las escuelas de colegios capitalinos, para hoy enfundarse la del FC Barcelona. 

Alejandro emigró a España en 2013. Tuvo su paso por el Espanyol y Jabac (una de las mejores escuelas formativas en Cataluña). En una entrevista exclusiva con La Pizarra del DT, contó sobre su adaptación en un nuevo país: “Tanto en el ámbito familiar, en el educativo e incluso en lo que respecta al particular sistema de juego que caracteriza al futbol español me ha tocado adaptarme. Sin embargo, mi familia, mis compañeros de estudio, mis compañeros de equipo y mis entrenadores, han facilitado grandemente mi total y completa adaptación en España”.




Alejandro fue pretendido en este mercado de verano (2017) por ONCE clubes de España, siendo seis de ellos, canteras de clubes de primera: Girona FC, Deportivo Alavés, RCD Espanyol, Villarreal CF, Valencia CF y FC Barcelona. Aunque parezca sencillo, la cantidad de ofertas hizo dudar a Marques en la elección del plantel: “Una de las ofertas que más me cautivo a pesar de ser un Club modesto, fue la presentada por el Girona FC (que en ese entonces aún no habían subido a 1ra. División); en la que me mostraron un proyecto muy serio de expansión de la mano del Manchester City.

Sin embargo y a pesar que la última propuesta que recibimos fue la del FC Barcelona, mostraron mucha agresividad para captarme, así como mucha claridad del por qué me querían y cómo les podía ayudar en la próxima temporada. Sin embargo, lo que más motivo en lo personal, es aceptar el reto que supone ingresar a la cantera más competitiva de Europa, ya que tengo plena consciencia que debido a las innumerables altas y bajas que al final de cada temporada se producen en este Club, (el cual permanentemente se mantiene depurando e incorporando a los mejores y más destacados jugadores en sus plantillas), el nivel de competencia interno y la auto-exigencia de cada jugador es mucho más elevado que en cualquier otro Club de España”.

ESTILO DE JUEGO

Alejandro es un delantero de área. Con gran olfato goleador que le hizo marcar 17 goles en 18 partidos en la pasada campaña, a pesar de perderse los primeros 12 encuentros por un retraso en su ficha quedó como tercer máximo artillero de toda Cataluña en su categoría.

Tiene facilidad para asociarse con los mediocampistas y retrasarse para buscar balones. Cuenta con una buena velocidad y remate de larga distancia, además de un gran cabeceo.



En el plano personal, Marques considera que su principal virtud como jugador es “el hambre de gol”, pero que también se puede convertir en una falencia ya que le puede generar ansiedad si no convierte en un tiempo determinado.

Según palabras del jugador, sus cualidades referidas por terceros son las siguientes: “Quienes me conocen, suelen referirse a mi juego aéreo, mis regates, mi velocidad y mi capacidad de gol, como los principales atributos que me diferencian de otros delanteros”.

VINOTINTO

Alejandro prefiere jugar FIFA sobre PES, le gusta ir a la playa y ama Barcelona; pero no olvida su origen: su comida favorita son las arepas y le gustaría pertenecer a la selección de mayores de Venezuela algún día.

En 2015 fue convocado por Francisco Velásquez y Alessandro Corridore para formar parte de la selección sub 15 que representó a Venezuela en la Copa Simón Bolívar celebrada en Maracay, así también, fue convocado para los módulos de preparación para el Sudamericano de la categoría. Finalmente no logró jugar por una lesión que acarreó previo al torneo.

Alejandro conoce la actualidad de la vinotinto y se vislumbró por lo logrado por los jóvenes venezolanos en el Mundial Sub 20: “Siempre estoy muy pendiente de la participación de la Selección Venezolana y aunque los partidos sean transmitidos de madrugada (hora de España) no dejo de verlos. Estuve muy pendiente de cada uno de los partidos que recientemente jugó la Selección Sub20 en el mundial celebrado en Corea del Sur y al igual que el resto de venezolanos, me sentí muy alegre y orgulloso de la proeza histórica que logró nuestra Selección en este mundial”




FAMILIA Y FUTURO

Alejandro es un chamo familiar. Dinah, su madre, José, su padre y Alejandra, su hermana; conforman su núcleo familiar que reside en Barcelona. Él lo tiene claro: “Si no fuera por el apoyo que me han brindado mis padres quienes desde temprana edad identificaron mi pasión por este deporte y me impulsaron y apoyaron siempre más allá de sus posibilidades, por mucha disciplina y dedicación que yo ponga, no estaría donde estoy. De hecho, para mí no tiene precio que mis padres hayan tomado la decisión de migrar de su país a otro en el que no tenían vivienda, trabajo, familia ni amigos, para buscar mayores y mejores oportunidades para mí y mi hermana. Siempre les estaré agradecido por ello”.

Pero, luego de todos los frutos cosechados, ¿Hay futuro para Alejandro lejos de las canchas? Por si no se da el del fútbol: “Cuando tenía 7 años, mi padre me preguntó lo mismo, y me dijo que “siempre había que tener un Plan B en caso de cualquier contingencia” y en aquel momento luego de pensarlo, le contesté: “Papá, no hay Plan B, sólo hay “Plan A”.  Hoy pienso exactamente igual que cuando tenía 7 años; toda mi determinación está en lograr mi meta de llegar a ser un sobresaliente futbolista profesional”.

Alejandro es parte de la camada de venezolanos que emigró, parte de los jóvenes futbolistas que están en auge y evolución, tal como las multinacionales, que en algún momento fueron un pequeño comercio. 


Publicar un comentario