Agustín Vigo (@agusvigo)

Aquel joven que comenzó su carrera en Salta en la escuela de fútbol Superboys, que no pudo quedarse en Arsenal, se frustró tras no quedar seleccionado en Instituto y Belgrano, y terminó en Talleres en el final de unas vacaciones en Córdoba, hoy juega en Pacífico de General Alvear y enfrentará a Estudiantes de la Plata por la Copa Argentina. Ivo Hongn nos cuenta cómo cree que será aquel partido que muchos planteles del interior sueñan con jugar y pronto tendrá la gran chance el equipo del Federal B.



¿Cómo llegaste a Pacífico?

Estuve en Talleres en 6ta y 5ta, hice la pretemporada con Primera y estuve hasta el 2013, año en que ascendimos del Federal A a La B Nacional. Luego me fui a préstamo a Leones y a Atenas de de Río Cuarto. Finalmente  regresé a Leones y conocí a Federico Amaya, quien me hizo el contacto para venir a jugar a Mendoza.

Cuando se sorteó la Copa Argentina ¿Cómo fue la reacción tuya y del plantel?

Contentos porque todos sabíamos que nos jugábamos la clasificación para esto básicamente. El club está haciendo historia, nunca había pasado ni una fase y nosotros avanzamos tres y jugamos contra un grande. Los pequeños detalles fueron haciendo que las situaciones se vayan sucediendo, creíamos y confiábamos en nosotros mismos, lo que nos llevó a jugar de la manera que lo hicimos, muy concentrados. Somos un grupo muy humilde, de edad media, en el cual todos necesitábamos jugar, necesitábamos la plata y crecer para dar un salto. Queremos más, tenemos una relación excelente, el compañerismo entre jugadores, cuerpo técnico y demás es fundamental.


Además del grupo unido que tienen ¿Cuáles son las virtudes del equipo adentro de la cancha?

Tenemos una excelente defensa y eso a los delanteros nos da la garantía de poder arriesgar más, estar tranquilos a la hora de contraatacar, buscar opciones. Con jugadores como Diego Méndez y Germán Gordillo, que son jugadores de otra categoría pero el fútbol los tiene atrapados en el Federal B, es mucho más fácil porque nos entendemos rápido. Por ejemplo hay movimientos de desmarque que no hace falta explicar cómo hacerlo porque ya lo saben y se vio reflejado en el último partido, en el cual tuvimos la virtud de hacer los goles en momentos justos, donde el rival se cayó y en veinte minutos los aplastamos. Ese fue un punto muy alto. Nos pasó que nos convirtieron y tuvimos resultados negativos, aun así manteníamos la tranquilidad porque desde el arquero hasta el último suplente sabía que en cualquier ocasión íbamos a convertir, no nos desesperamos jamás.

¿Cómo crees que será el partido contra Estudiantes?

Sinceramente imagino un 4-4-2 nuestro, tratando de cerrar todas las líneas por dentro y obligando a que vayan por afuera, con nosotros saliendo de contra. Me imagino ese partido por las características propias, si bien me gustaría salir a jugar de igual a igual, es algo que no se puede lograr por el manejo de la pelota y circulación que tienen ellos es diferente a la nuestra. Sin embargo somos once contra once y vamos a disfrutarlo, lo más importante es disfrutarlo.

¿Cuál es tu sueño personal y para el club?

Mi sueño se basa en la actualidad, quisiera que todo mi esfuerzo me haga saltar de categoría, para disfrutar más del fútbol y no estar pendiente de los sueldos. Lo mismo deseo para Pacífico. A futuro sueño con jugar en River.



Publicar un comentario