Héctor Ríos (@FIFAPiensa)

En una conferencia organizada por la Confederación Brasileña de Futbol (CBF), entrenadores y ex futbolistas fueron participes de charlas y ponencias que exploraban las diferentes aristas de lo que constituye el futbol.

Personalidades como Fabio Capello, Tite, Carlos Alberto Parreira y Marcelo Bielsa, entre otros, compartieron anécdotas, consejos y conocimiento durante las casi cinco horas que duró la conferencia.

Una de las charlas más interesantes y duraderas fue la de Marcelo Bielsa. Que como acostumbra, puede hablar y enseñar sobre futbol por horas y horas.

Durante un poco más de una hora, Bielsa describió lo que para él, y utilizando a la selección brasileña de ejemplo, son los 10 esquemas posicionales reconocidos y las muchas variantes que estos componen. Bielsa, con la ayuda de proyectores, comenzó a impartir la clase con imágenes de diversos esquemas tácticos basados en una línea defensiva compuesta por cuatro jugadores. Según el técnico argentino, los cinco dibujos tácticos que se reconocen por tener una línea de cuatro son los siguientes: 4-2-1-3, 4-3-3, 4-3-1-2, 4-2-4 y el 4-2-2-2.

De los esquemas antes mencionados, Bielsa recalcó que los equipos que usan cuatro defensores, pueden mutar y adaptarse a una línea de tan solo tres defensores si es que las circunstancias y escenarios del partido se lo requieren.



Al haber introducido la idea a toda la audiencia, el ‘Loco’ prosiguió a darle nombres propios a los diferentes parados que había mencionado, y decidió usar el 4-3-3 que el seleccionador de Brasil, Tite, había estado implementando en su etapa con Brasil.


 Tras haber notado que Brasil, de la mano de Tite, transmutaba su 4-3-3 original para adaptarse a distintos escenarios durante el partido, Bielsa dio varios ejemplos de cómo adaptarse a cada circunstancia y a contrarrestar cada parado táctico usando los mismos 10 jugadores de campo. El ex seleccionador chileno dio cátedra explicando los diversos mecanismos que Brasil usa para pasar de una línea de cuatro a una línea compuesta por tres defensores según la fase de juego en turno.

Si se tiene posesión del balón, para Bielsa, la mejor opción es adelantar a los laterales y convertirlos en una especie de interior/carrilero, y el medio de contención baja su posición para dar forma a la línea de tres. 


Tras haber notado que Brasil, de la mano de Tite, transmutaba su 4-3-3 original para adaptarse a distintos escenarios durante el partido, Bielsa dio varios ejemplos de cómo adaptarse a cada circunstancia y a contrarrestar cada parado táctico usando los mismos 10 jugadores de campo. El ex seleccionador chileno dio cátedra explicando los diversos mecanismos que Brasil usa para pasar de una línea de cuatro a una línea compuesta por tres defensores según la fase de juego en turno.

Si se tiene posesión del balón, para Bielsa, la mejor opción es adelantar a los laterales y convertirlos en una especie de interior/carrilero, y el medio de contención baja su posición para dar forma a la línea de tres. 

Publicar un comentario