Carlos Coca (@Coca_Carlos)

Honduras clasificó al Mundial sub-20 luego de disputar el campeonato sub-20 de la Concacaf y ser finalista junto a Estados Unidos. En 6 juegos disputados ante Canadá, Antigua y Barbuda, México, Panamá, Costa Rica y finalmente Estados Unidos se pueden destacar cuáles son las fortalezas y debilidades del conjunto bicolor.

Fortalezas:

Versatilidad en ataque: Una ofensiva que permuta constantemente y que cuenta con jugadores rápidos como Sendel Cruz, Douglas Martínez, Foslyn Grant y Darixon Vuelto. Ambos se dividen las 4 posiciones en ataque de la selección moviéndose muy bien por todo el último cuarto.

Delanteros participativos (3er hombre): La dupla que seguramente será Douglas Martínez y Darixon Vuelto son persistentes al querer apoyar al mediocampo en la progresión del juego y es en esos momentos donde Honduras vive sus mejores minutos. El típico atraer para soltar lo utiliza el equipo de Carlos Tabora cuando desde el carril central se busca el espacio en las bandas y la profundidad de los extremos o laterales.

Juego por fuera: La participación de los extremos y laterales es insistente, principalmente por lo detallado anteriormente. Al llegar al último 1/4 o última línea se procede a buscar a cualquiera de los delanteros, siendo el que fija posiciones como último hombre o el que llega como segunda línea.

Darixon Vuelto

Repliegue: Tal vez su característica más conocida, Honduras es un equipo compacto que se ve mejor sin balón que con él. Muy ordenados y con las líneas juntas, se necesitan ciertos aspectos en el juego del rival para poder irrumpir en el área hondureña.

Darixon Vuelto: El mejor jugador de Honduras, el delantero perteneciente al filial del Tenerife ha sido notablemente favorecido por su salida al extranjero. Siendo el mejor con el balón en sus pies, la selección lo necesita para la circulación del juego y para avanzar juntos al ser él el delantero principal que baja a asociarse con los mediocampistas.

Debilidades:

Falta de juego posicional en ataque: A pesar de la versatilidad en ofensiva y las soluciones que ofrecen al juego la pareja de delanteros, los mismos jugadores caen en desconcentración al querer involucrarse en el juego. Una equivocación notable: ambos delanteros bajan para asociarse y potenciar las bandas pero los deja sin rematador alguno en punta que fije centrales y que abra el espacio para el delantero que viene detrás.

Líneas de pase: Las posibilidades del pase son limitadas, siendo su enfoque y mayor resalto cuando los delanteros participan en conjunto con los mediocampistas. Cuando esto no sucede se frecuenta al balón en largo o “pelotazo”.

Inferioridad numérica en mediocampo: El doble pivote hondureño sufre al enfrentarse a un mediocampo de 3 o más hombres. Esto genera un hombre libre y otra preocupación más en el momento de repliegue y pressing. Es sumamente fácil superar y desequilibrar sus líneas con ese hombre libre que frecuentemente también es el 3er hombre del equipo rival.

El balón: Sin Darixon Vuelto teniendo el balón es muy difícil que Honduras pueda crear peligro, aún con la posesión del esférico.

Alineación probable: (4-4-2)


Honduras Sub 20 - Football tactics and formations

Publicar un comentario