Por: Miguel Peña (@Migueltals)

“Queremos estar en el octogonal” Fueron las palabras del Presidente del Portuguesa Fútbol Club en la presentación del equipo el 02 de febrero del presente año. Un día después el elenco 5 estrella caería derrotado 1-3 frente Atlético Venezuela. Comenzaba lo que muchos no se imaginaban: una pesadilla.

Portuguesa FC llegaba al Torneo Apertura 2017 con las expectativas altas. El equipo rojinegro venia de ser subcampeón en un torneo de pretemporada donde compiten la mayoría equipos del fútbol venezolano, su delantero centro, Andrés Mosquera había marcado 8 goles y todos se ilusionaban.

La temporada de Portuguesa fue un poco atípica, pasaron muchas cosas que nadie se imaginaban, luego de la fecha 4, el rojinegro cayó derrotado de local frente al Dvo JBL Zulia 0-3 y encendió las alarmas en la directiva, siendo la solución destituir a Horacio Matuszyczk, el DT que le había dado el mejor torneo corto al elenco en el último tiempo, estaba out.

La decisión de la directiva fue contratar a un ‘zorro viejo’. Llegó al banquillo Carlos Horacio Moreno, DT exitoso y en su momento como jugador fue fundamental en las 5 estrellas que tiene Portuguesa. Necesitaban gente de casa.

El comienzo de Moreno no fue positivo, su equipo encajó 14 goles y anotó solo 1 en 3 partidos. El DT colocó mano dura y terminaron desvinculando a 3 jugadores por bajo rendimiento, Andrés Mosquera, el goleador de la pretemporada, Ronald Mora, volante 5 y Matías Sarraute, volante 10. Los 3 jugadores eran despedidos y comenzó el cambio de rostro.

Salieron a figurar los juveniles, el profesor Moreno planteó un 4-2-2-2 con una pareja de centrales altos, el argentino Maximiliano Pescara y Galileo del Castillo, por la banda derecha estaba el juvenil Pablo Bonilla y por la izquierda el capitán ‘Católico’ Rojas, la pareja de recuperadores eran Andrés Hernández y Gerardo Mendoza, ambos parecían fieras cazando y recuperando.

En la zona de creación aparecieron Luis Blanco, Diolgrerys González y Jhon Marchan (juvenil), Marchan fue el más usado de los tres. Y en la zona de delanteros tuvieron a Manuel Murillo, colombiano sin mucha potencia física, pero de gran pelea para los centrales, Romer Rojas, que tenía buen juego de espalda y mucha velocidad, por último y más destacado estuvo ‘el enano’ como lo llama Carlos Horacio, Esli García. Este figuró, corrió, luchó, peleó, no se cansó y a pesar de su corta edad -16- siempre estuvo en la pelea, pero solo pudo anotar dos goles.

Entre otros jugadores destacaron Jorge Luna, central, a veces recpnvertido de lateral izquierdo, Argel Silva, Nolberto Riasco, Freddy Vásquez, Alejandro Rivero que siempre tuvieron atentos a las indicaciones del DT.


Problemas con los árbitros

Portuguesa comenzó el cambio empatando con Trujillanos de local, cuando le tocó viajar a San Cristóbal para jugar con el Dvo Táchira, el equipo rojinegro ganaba 0-1, el principal añadía 5 minutos y cuando transcurría el minuto 96’ sentenciaba un penal a favor del aurinegro. Se le escapaban los 3 puntos al rojinegro.

Llegaron dos empates más: frente al Aragua y frente al Caracas. Posteriormente frente a Metropolitanos FC en el Brígido Iriarte al rojinegro se les volvían a ir los 3 puntos, Portuguesa ganaba 1-2 al minuto 95’, el principal había añadido 6 minutos, y al minuto 102’ sentenciaba penal a favor de Metropolitanos. El cobró del jugador violeta fue detenido por Lima, sin embargo, en el rebote convirtió. Empate como resultado final.

Igualó frente a Estudiantes en casa, luego perdió 1-0 frente a Mineros (posteriormente le ganaría el partido en mesa 0-3 por alineación indebida de los negriazules), le empató al Zulia, empató frente al DANZ y llegó la gota que derramó el vaso: Portuguesa ganaba 0-1 al Dvo La Guaira y al minuto 95’ el principal se inventaba un penal a favor de los locales, otros puntos se le escapaban al rojinegro que haría la queja formal ante la comisión de árbitros.

Gerencial

Lo deportivo empañó un poco lo fuera de las canchas, Portuguesa FC abrió sus oficinas administrativas luego de tanto tiempo donde atenderían al público, comenzó una búsqueda de las 5 copas que ganaron en su momento por todo el estado llanero. De igual forma, dieron uniforme de presentación a los jugadores para cada concentración, comenzaron la reestructuración del José Antonio Páez colocando sillas en la tribuna principal. Y, por último, fueron el único equipo de primera división que transmitió todos los partidos, a través del contrato con Gol TV y también a través de su canal vía Streaming en YouTube.

Muchos catalogaron este semestre como una “pesadilla” jugadores, CT, directiva, fanáticos, pero de algo hay que estar seguro, fue un semestre atípico, goleadas, árbitros influyentes, desvinculación de jugadores, cambio de técnico, muchas cosas en un solo lugar. La fanaticada espera que el próximo torneo sea diferente, ya que el rojinegro terminó el Apertura 2017 con 11 partidos sin conocer la derrota.

Publicar un comentario