Por: Luis Gonzales (@Luchvr)

El último encuentro por Clasificatorias en el Estadio Nacional de Lima dejó muchos nombres para destacar en la selección peruana. El triunfo sobre Uruguay recordó que el equipo dirigido por Ricardo Gareca se ha consolidado como un grupo. Más allá de los goles de Edison Flores y Paolo Guerrero, el nombre de Yoshimar Yotún ha entrado a ser parte de los insustituibles en Perú, pese a que algunas vez, fue señalado como un punto bajo en el equipo.

La noche del 6 de agosto fue una de las más tristes del 2013 para el fútbol peruano. La etapa clasificatoria para Brasil 2014 llegaba a su final. La fecha 13 reunía a una selección peruana dirigida por Sergio Markarián y a Uruguay, en Lima, en circunstancias especiales. El juego tenía la vuelta de Luis Suárez, quien respondía a una suspensión por acumulación de tarjetas, y a ambos seleccionados disputando sus últimas opciones de llegar al Mundial. Sin embargo, eran los peruanos quienes más complicados estaban, pues la derrota en junio pasado con Colombia los obligaba a ganar sí o sí para apenas tentar el puesto de repechaje. Uruguay venció por 2-1 en los 90’ con dos goles de la hoy figura del Barcelona. Jefferson Farfán había descontado sobre el final del partido con un golazo de tiro libre. El encuentro terminó con Jefferson llorando en el césped, pues sentía, como todo el país, que se había ido nuevamente una clasificación. El ingreso de un hincha al campo para increparle al árbitro algunas indecisiones agravó la situación y una futura sanción para el estadio. Pero fue un jugador el señalado por la derrota: Yoshimar Yotún.

El inicio del proceso de Markarán comenzó en el 2013. Al mando de la escuadra peruana, tuvo una apuesta por nombres nuevos para formar un grupo que pueda competir en las nuevas Clasificatorias. Yoshimar fue el elegido para ocupar la posición de lateral izquierdo. Su momento en Sporting Cristal lo llevó a jugar por primera vez con la blanquirroja y debutar en 2011 en la Copa Kirín. Sin más, se convirtió en una pieza clave para el entrenador uruguayo en la posición.

Noche de eliminación

Raúl Fernández, Luis Advíncula, Christian Ramos, Alberto Rodríguez, Yoshimar, Rinaldo Cruzado, Josepmir Ballón, Luis Ramírez, Jefferson Farfán, Paolo Guerrero y Claudio Pizarro. Los once que alineó Markiarán para enfrentar a Uruguay. Los del Washington Tabárez salieron a proponer su juego friccionado y el principal objetivo era sacar a Guerrero del partido. Perú necesitaba estar muy concentrado para competir de igual a igual con los uruguayos. Sin embargo, el equipo no pudo resistir el embate físico y juego duro del rival.

En el cierre del primer tiempo, Luis Suárez recibió una entrada fuerte por parte de Ballón. El atacante cayó al pasto y el primero en reaccionar ante la situación fue Yoshimar. El lateral del Vasco da Gama interpretó que Suárez fingía y en una situación de frustración le lanzó el balón e intentó levantarlo. De inmediato, el árbitro chileno Patricio Loustao no dudó en mostrarle la tarjeta roja por su conducta. La posterior derrota señaló a Yotún como el responsable de dejar al equipo con un jugador menos y por ende, causar la derrota y vacío de ocasiones para clasificar al Mundial. Pizarro diría después que, previo al cotejo, se habló mucho de la concentración y que no debían caer en el juego del oponente.



La revancha

Tres años y medio después, un nuevo Perú vs. Uruguay se repetía por Clasificatorias. El presente de los 22 jugadores que salieron al campo es totalmente distinto. Pero, por gustos del fútbol, el contexto fue exactamente igual. Yoshimar, hoy en el Malmö de Suecia, es el ‘8’ fijo para Gareca y su esquema. El partido que cerró la fecha 14 de las Clasificatorias para Rusia 2018, vio como el zurdo se erigió como la primera opción en salida y luego enviar un pase largo de casi 50 metros al espacio para que Guerrero igualara el marcador. Faltaba más. Yotún debió haber disputado su mejor partido con el combinado de Perú. Polifuncional, el haber jugado en el inicio de su carrera como enganche le ha permitido tener un panorama distinto del juego y dejar de ser el lateral para convertirse en el volante mixto ideal. En defensa y en ataque, realizó 90’ de buen fútbol y pase seguro. No perdió un solo balón y es quien, tras la salida de Christian Cueva, entendió que la mejor forma de hacerle frente al rústico equipo de Uruguay, era jugando con el balón al ras. Yoshimar Yotún, dejó atrás el villano del 2013 para hoy ser elogiado como el héroe oculto del último triunfo peruano. 

Publicar un comentario