Por: Gustavo Laguardia (@AKD_GustavoL)

En junio de 2014, proveniente de Gimnasia y Esgrima de La Plata, con poca continuidad y un solo gol en la temporada, llegó a Ràcing como “un refuerzo más”, de esos que llegan como para completar o “rellenar” un plantel. De hecho, en aquel momento, los refuerzos “con mayúsculas” tenían que ver con el regreso después de casi doce años, de un hijo pródigo del club, Diego Alberto Milito; también de una de las “joyas” de inferiores, Ricardo Centurión, que volvía de su breve excursión por Europa. A estos dos regresos se le sumaban las adquisiciones de Nicolás Sánchez, Leandro Grimi, Luciano Lollo y Marcos Acuña, entre otros, que hacían un total de trece incorporaciones, más el arribo  de Diego Cocca como nuevo Director Técnico, después de una excelente campaña en Defensa y Justicia, club con el cual ascendió a la Primera División del fútbol Argentino.
      No había casi ningún motivo para fijarse en él. Sin embargo, él se encargó de fijarse en todo: en el club que le tocaba “en suerte” (y va entre comillas porque su representante tenía otras chances, incluso fuera del país), en su historia, en su hinchada y, especialmente, en el arco del rival que se iría presentando en el destino de su nuevo equipo.

      Cuando aún restan dos meses para que se cumplan tres años de su llegada, ya podemos titular los 45 goles de Bou en Ràcing Club De Avellaneda, con el siguiente detalle:

-Torneo Transición 2014: 10 goles.
-Copa Libertadores 2015: 8 goles.
-Torneo de 1º División 2015: 8 goles.
-Liguilla pre-libertadores 2016: 1 gol.
-Repechaje Libertadores 2016: 2 goles.
-Copa Argentina 2015: 2 goles.
-Torneo Transición 2016: 4 goles.
-Copa Argentina 2016: 1 gol.
-Torneo 1º División 2017 (habiéndose jugado 20 de 30 fechas): 9 goles.

      Un total de 45 goles, de los cuales, 32 fueron por torneos locales, 10 por Copa Libertadores y 3 por Copa Argentina. Del global de 45, 3 fueron de cabeza, 3 de tiro libre, 4 de penal y, los restantes 35, de jugada.


      En la actualidad, el alto rendimiento del juvenil Lautaro Martínez, como así también del capitán Lisandro López hasta el momento de su lesión, volvieron a potencializar al certero goleador hasta límites insospechados, el mismo que durante el campeonato logrado en el 2014 había deslumbrado a propios y extraños, pero el mismo también que durante el 2016 había sufrido un fuerte “bajón futbolístico” que ponía en duda su retorno al mejor nivel. Hoy Gustavo Bou continúa haciendo goles con actuaciones superlativas.

Publicar un comentario