Por: José Graterol (@josegraterols)

“El emperador”, como se hizo conocer en el mundo del fútbol, volvió a Venezuela después de mucho tiempo. El exseleccionador de Bolivia ahora es el DT del Carabobo FC, equipo que jugó la fase previa de la Copa Libertadores 2017 y quedó eliminado frente el conjunto colombiano Junior de Barranquilla. Al frente del equipo estaba Julio César Baldivieso. Su contratación era específicamente para que metiera al conjunto granate en una fase de grupo, pero, fracasó.

El Carabobo FC jugó su primera Copa Libertadores desde su fundación hace 20 años. El Torneo Clausura 2016 fue de ensueño para los carabobeños tras quedar líder de la tabla acumulada del fútbol venezolano. Con una idea ya creada y plasmada en el campo por su antiguo director técnico, Juan Domingo Tolisano, fue el autor de llevar el equipo a jugar el octagonal final y llevarlo a su segundo torneo internacional.

Julio César Baldivieso tomó el mando del mejor equipo del 2016, con una gran responsabilidad de mantener lo hecho por el antiguo DT. Llegó directamente a dirigir al equipo en el Torneo Internacional, donde no se vio ni la cuarta parte de lo mostrado en el 2016. Perdió los dos partidos de la fase de previa y quedó eliminado en primera ronda. Los jugadores no mostraron su mejor rendimiento y hubo un clima tenso, dentro y fuera de la cancha.

Comenzaba el Torneo Apertura 2017 y sus primeros 2 compromisos fueron empate. Contra el DANZ y Portuguesa FC, rivales que en el papel eran fácil. Ya las alarmas estaban encendidas en Valencia. Para completar Baldivieso tuvo un roce con la prensa carabobeña y muchos pidieron su renuncia en solo cuatro partidos disputados. El ambiente no era el mejor, el equipo no se veía compacto y al parecer no mostró la idea en el campo del boliviano. Además, el fichaje del delantero Aquilino Villalba, paraguayo de 33 años de edad, fue polémico.

Al pasar de los meses, el cuerpo técnico fue inculcándole la idea al equipo a lo que quería jugar el ex seleccionador. La primera victoria fue frente al Atlético Socopó, equipo recién ascendido a la primera división del fútbol venezolano. El fichaje de otro delantero, un colombiano llamado Tommy Tobar, quien marcó gol en su partido de debut con el granate, causó alegría. Aquilino Villalba no aguantó y se fue del club con solo 4 partidos disputados y un bajo rendimiento.
Luego de la derrota contra el Deportivo Táchira, el equipo mostró otra cara en el terreno de juego. La delantera compacta y la llegada de Tobar le dio un plus a jugadores como Aquiles “Chino” Ocanto, Carlos “Mono” Suárez y compañía. La defensa comandada por el central “Kaki” Rivero y Hugo Soto se afianzó al pasar de los partidos y con buenos resultados. Sin duda alguna se les estaban viendo virtudes al equipo de Julio César Baldivieso, que mostraba contundencia y buen juego, callando bocas con resultados y goles.

El mes marzo fue positivo para el conjunto granate: sacó 9 puntos de 12 disputados, con 5 goles a favor y solo 1 en contra. Llegó el mes de abril, uno de los mejores en mucho tiempo para el cuadro carabobeño, comenzando con un empate en la carretera frente Trujillanos FC. Comenzó la cadena de partidos ganados consecutivos del Carabobo FC. Llegaron la goleada 5-0 frente al JBL  Zulia en Maracaibo,  la victoria en casa por la mínima ante el Deportivo Lara y otra vez viajaban a Maracaibo para enfrentar al Zulia FC de Arango, Orozco y compañía, donde golearon al cuadro marabino 5-1. El mes de abril estaba haciendo el mejor para el Baldivieso. Lo practicado en los entrenamientos era lo mostrado en cada partido. Otra victoria en el derbi frente al Aragua FC y la última contra Estudiante de Mérida de visitante, colocaron a Julio César Baldivieso como el DT del mes. Con su equipo ubicado en el segundo lugar en zona de clasificación, sin duda vino de menos a más y ahora su forma táctica es una de las mejores de fútbol venezolano. 

Publicar un comentario